Jueves. 24.08.2017 |
El tiempo
Jueves. 24.08.2017
El tiempo

La Junta destinará en los próximos cuatro años más de 26 millones de euros a la atención temprana

La Junta destinará en los próximos cuatro años más de 26 millones de euros a la atención temprana
Zamora 24 horas

Castilla y León es una referencia a nivel nacional en la apuesta por un modelo de atención temprana como servicio de responsabilidad pública basado en la coordinación interadministrativa con la implicación de tres consejerías: Familia e Igualdad de Oportunidades, Educación y Sanidad. 

El Consejo de Gobierno ha tenido conocimiento del informe de seguimiento de la atención temprana en Castilla y León, comunidad autónoma de referencia nacional en esta materia por su apuesta por un modelo de atención como servicio de responsabilidad pública para atender las necesidades transitorias o permanentes de la población infantil entre cero y seis años, con discapacidad o riesgo de padecerla, así como a su familia y el entorno, con el fin de mejorar la prevención, la detección precoz y la calidad de vida, y en el hecho de que Castilla y León desarrolle este servicio a través de la coordinación administrativa.

De esta forma, en Castilla y León son tres las consejerías que se ocupan de la atención temprana: la Consejería de Sanidad, que se ocupa de la atención de todos los niños de 0 a 6 años y de derivarlos a Familia o a Educación, al tiempo que articula los tratamientos puramente sanitarios; la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, que atiende a los niños de 0 a 3 años y a los niños de hasta 6 años en el caso de que no estén escolarizados, y la Consejería de Educación, que atiende a los niños escolarizados en el segundo ciclo de educación infantil, de 3 a 6 años.

La atención temprana se basa en un abordaje global e integral de todos los ámbitos de desarrollo del niño, no sólo en los aspectos parciales del déficit o trastorno, con un papel protagonista de la familia en la identificación de sus necesidades e intereses, así como en la toma de decisiones, teniendo en cuenta sus contextos naturales de convivencia como hogar, ámbito escolar o entorno social.

El máximo reconocimiento de la importancia de la atención temprana se realiza en el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades para las personas con discapacidad 2016/2020 de Castilla y León, constituyendo el primer eje estratégico sobre el que descansa el modelo de atención a las personas con discapacidad en la Comunidad. La financiación destinada a este eje estratégico para los cuatro años de vigencia del plan es de un total de 26.037.905 euros.

En Castilla y León resulta clave la acción coordinada ente las consejerías de Familia e Igualdad de Oportunidades, de Sanidad y de Educación, para lo que existe un Protocolo de Coordinación Interadministrativa que facilita el intercambio entre los profesionales de los diferentes ámbitos de Atención Temprana.

La atención temprana desde la Sanidad

Por un lado, la Consejería de Sanidad, que se ocupa de todos los niños de 0 a 6 años detectando, poniendo en marcha los tratamientos puramente sanitarios y derivando los casos a las consejerías de Familia y de Educación. Sanidad cuenta tanto en atención primaria como en atención especializada con equipos multiprofesionales e interdisciplinares de atención, formados por médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería y trabajadores sociales, los cuales se encargan de satisfacer las necesidades de los menores con patologías subsidiarias de Atención Temprana durante todo el proceso. La detección precoz se realiza fundamentalmente en atención primaria a través del Servicio de Pediatría como principal agente de la detección de patologías, mediante la valoración de antecedentes de patología pre o perinatal y la valoración regular pediátrica.

Así mismo, dicha detección también se realiza desde los distintos servicios de atención especializada implicados a lo largo de las diferentes etapas del desarrollo: en la prenatal a través de los servicios de obstetricia; en la perinatal a través de la pediatría hospitalaria en las unidades de neonatología y las UCI pediátricas, y en la postnatal, en los servicios de pediatría, neuropediatría, oftalmología, otorrinolaringología, cirugía ortopédica, rehabilitación, y salud mental infanto-juvenil. Otros servicios complementarios: Radiología, Neurofisiología, Bioquímica y Genética.

La atención temprana desde Familia e Igualdad de Oportunidades

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, a través de los Centros Base de Atención a Personas con Discapacidad de la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León, presta el Servicio de Atención Temprana en cada provincia a los niños de 0-3 años y a los de 3-6 no escolarizados, contando en el medio rural con equipos itinerantes de entidades colaboradoras. En la actualidad se dispone de 134 profesionales y 21 equipos.

En 2016, el total de niños atendidos por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ascendió a 3.130, un 13 % más que en 2015. De ellos, 1.096 presentaron trastornos en su desarrollo global como retraso evolutivo, trastornos psicomotores, plurideficiencias, trastornos en el desarrollo cognitivo, trastornos de la regulación y el comportamiento, trastornos visuales; 814 presentaron trastornos del desarrollo de la comunicación y el lenguaje como trastornos auditivos, trastornos del espectro autista, retraso simple del lenguaje, problemas de deglución; 625 presentaron trastornos en el desarrollo motor y 595 son población de riesgo, como bebés prematuros, recién nacidos con bajo peso, partos gemelares o riesgo ambiental.

De los 3.130 atendidos por el Servicio de Atención Temprana de 0-3 años que se presta en los centros base de la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León y en los equipos itinerantes en el medio rural, el 78 % son detectados y derivados por el sistema sanitario (el 56% por pediatría de atención primaria).

Desde los Centros Base se procede a evaluar la necesidad de atención temprana de los niños derivados y se remite el informe de coordinación a su pediatra de referencia para informarle de si el niño precisa o no atención temprana y la intervención que va a recibir.

La atención temprana desde la Educación

La tercera de las patas de la atención temprana es la Consejería de Educación, que cuenta con un total de 36 profesionales en los equipos de atención temprana que son orientadores educativos, profesores técnicos de servicios a la comunidad y maestros de educación y lenguaje. Además de este servicio de orientación, Educación cuenta con los equipos de orientación y evaluación psicopedagógica (EOE) que atienden al alumnado de las etapas de infantil y primaria, de manera que si el Equipo de Atención Temprana no atiende un colegio donde está escolarizado un alumno con necesidades educativas especiales derivadas de discapacidad o riesgo de padecerlas, es el EOE del centro quien atiende esta demanda. Para ello se cuenta con 88 EOE equipos de orientación y evaluación psicopedagógica, formados por 282 orientadores educativos y 90 profesores técnicos de servicios a la comunidad, lo que conforman un total de 372 profesionales que unen a los 36 de los equipos de atención temprana.

En el curso 2015-2016, la Consejería de Educación atendió a 1.151 niños de 3 a 6 años, escolarizados en el segundo ciclo de educación infantil. Los trastornos con mayor número de incidencia fueron retraso madurativo en 542 alumnos, discapacidad física en 163 alumnos, trastorno del espectro autista en 127 alumnos, discapacidad intelectual en 109 alumnos, discapacidad auditiva en 70 alumnos y pluridiscapacidad en 35 alumnos.

Próximas acciones previstas en 2017

Para 2017 se han previsto varias líneas de actuación en atención temprana con carácter preferente. Por un lado, el impulso y seguimiento de las Comisiones Técnicas Provinciales de coordinación y la formación de los profesionales implicados en materia de atención temprana por cada una de las consejerías. Junto a esto, se prevé una revisión del documento técnico de apoyo para mejorar de forma específica la aplicación del protocolo de coordinación entre la Consejería de Educación y la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, con el fin de garantizar la continuidad en la atención y planificar los apoyos. Al mismo tiempo, se contempla una revisión del Protocolo de Hipoacusia vigente, con el fin de adaptarlo al Protocolo de Coordinación Interadministrativa en materia de Atención Temprana en Castilla y León.

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad