Sábado. 27.05.2017 |
El tiempo
Sábado. 27.05.2017
El tiempo

El equipo de gobierno, Ciudadanos y los no adscritos sellan un pacto "económico" para el 2017

El equipo de gobierno, Ciudadanos y los no adscritos sellan un pacto "económico" para el 2017
Zamora 24 horas

En una imagen que "no se veía en el Ayuntamiento desde el inicio de la democracia", según ha señalado Francisco Guarido, el equipo de gobierno, compuesto por IU y PSOE, y los concejales de Ciudadanos y no adscritos han presentado un pacto de carácter económico de cara al ejercicio 2017. Con los portavoces de los distintos grupos sentados en la mesa de la sala de comisiones, el alcalde ha sido el encargado de anunciar un acuerdo que tiene un año de vigencia, pero que nace con vocación de continuidad para lo que queda de mandato: "Es poner la mejora de la ciudad por delante de las luchas partidistas", ha aclarado el máximo responsable municipal.

En concreto, la idea de los grupos, tras la propuesta de Ciudadanos y los no adscritos, es llegar a acuerdos complementarios al presupuesto del 2017, que ya está cerrado y que se aprobará en el Pleno del próximo 28 de diciembre. Estos pactos se concretarán en iniciativas e inversiones que podrán llevarse a cabo gracias la incorporación de remanentes de otros ejercicios y a las inversiones sostenibles que se puedan sacar adelante gracias al superávit del 2016. Algunos de estos puntos se han presentado este mismo martes en un documento "tan sencillo como importante", según el alcalde.

En él, tanto el equipo de gobierno como los cuatro concejales de la oposición se comprometen a llevar a cabo actuaciones de distinta índole en los barrios, reclamar a Fomento el arreglo de las aceras de Cardenal Cisneros, limpiar el arroyo de Valorio, impulsar la obra del paso bajo la vía de Pinilla, arreglar la pasarela del Puente de Hierro, pedir a la empresa la retirada del andamio ubicado entre la Rúa y la calle Infantas o solicitar el cerramiento de todos los solares del Casco Histórico.

Además, y con cargo al remanente, los firmantes del pacto ponen negro sobre blanco la idea de gastar este dinero en licitar un proyecto de mejora de la iluminación en el entorno del Duero, arreglar las Aceñas de Cabañales, mejorar la perrera municipal y limpiar, en colaboración con el Estado, la parte de la Muralla que va de Bajada de San Pablo a Puerta Nueva. También, fuera ya de estas inversiones, los concejales muestran su intención de mejorar la Playa de los Pelambres y promover la instalación de negocios, organizar una exposición de pintores zamoranos y aumentar las ayudas a las nuevas empresas, entre otras cosas.

En ese sentido, tanto el alcalde como los concejales de la oposición, se han esforzado en explicar que este acuerdo no resta autonomía a los grupos para seguir ejerciendo su labor de oposición: "Es un éxito de la generosidad de todos", ha remarcado Guarido, que ha celebrado que quince de los ediles de la corporación estén dentro del pacto. Requejo, por su parte, ha indicado que se trata de un día "histórico" y ha celebrado el "entendimiento", al igual que José Luis Gómez, que ha puesto de manifiesto que el plan supone "una nueva forma de hacer política".

Finalmente, no es posible obviar la ausencia del Partido Popular en el acuerdo. Al ser cuestionado por ello, Requejo ha sido claro: "Se han excluido solos. Mientras su vicesecretario de organización nos llama palmeros, nosotros trabajamos", ha subrayado el portavoz de Ciudadanos, visiblemente molesto por las palabras de Maíllo en su balance sobre los 500 días de Guarido. Sea como fuere, el pacto incide en la soledad del PP en la corporación y refuerza al alcalde, que logra un acercamiento con cuatro concejales de la oposición y gana seguridad dentro de su gobierno en minoría.

Comentarios