Lunes. 20.02.2017 |
El tiempo
Lunes. 20.02.2017
El tiempo

El Centro de Inserción Social de Zamora apenas alcanza el 30% de ocupación

El Centro de Inserción Social de Zamora apenas alcanza el 30% de ocupación

El subdelegado del Gobierno, Jerónimo García Bermejo, visitaba este viernes el Centro Manuel García Pelayo de la capital cuya labor principal reside en la reintegración y reinserción social de los penados en la sociedad.

Como “excelentes”, “espectaculares” y “punteros”. Así ha calificado el subdelegado del Gobierno en Zamora, Jerónimo García Bermejo, las cifras del CIS de Zamora (Centro de Inserción Social), cuyo objetivo principal es la reintegración y reinserción social de los internos clasificados en tercer grado de prisión.

Según datos aportados por los responsables del centro penitenciario en Zamora, actualmente de las 63 plazas disponibles, tan solo 18 están ocupadas (15 hombres y 3 mujeres), mientras que, a día de hoy, en la cárcel de Topas tan solo cuenta con 750 presos. 

Un pronunciado descenso de la población reclusa que sigue la tendencia nacional debido, principalmente, a la reforma del Código Penal y a la aplicación de la Ley de Extranjería, según explicaba el director del Centro de Topas, José Luis Castejón junto al subdirector, Anselmo Galende.

20170217_115033

En el caso del CIS de Zamora, tal y como afirmaba García Bermejo, la situación de semilibertad de los penados permite “recuperar personas” y darles "una nueva oportunidad”. Para ello, el centro ofrece diversas modalidades y formaciones a los internos. 

Así, determinados reclusos tienen sus puestos de trabajo en el exterior y tan solo pernoctan en el centro mientras que a otros se les permite salir para continuar con la búsqueda de empleo o seguir prestando atención a sus familiares. Asimismo, según explicaba Castejón, el centro también ofrece un servicio de "penas y medidas alternativas", por el que "los jueces correspondientes suspenden la pena privativa de libertad por otra serie de medidas alternativas a la prisión" como cursos de educación vial, educación sexual o antiviolencia de género.

De forma paralela, desde el CIS también se realiza un seguimiento telemático de las personas que ya están en libertad a través de una pulsera controlada por un dispositivo electrónico. 

CIS_centro_inserción_social

 

Comentarios