Sábado. 22.07.2017 |
El tiempo
Sábado. 22.07.2017
El tiempo

La colaboración de las instituciones, “indispensable” para que el comercio local sobreviva

La colaboración de las instituciones, “indispensable” para que el comercio local sobreviva

El nuevo presidente de la Federación de Asociaciones de Empresarios de Comercio de Zamora, Miguel Ángel García Blanco, pide un mayor esfuerzo a las administraciones, principalmente a las dos que tienen competencias en la ciudad, el Ayuntamiento de Zamora y la Junta de Castilla y León. La celeridad a la hora de conceder las licencias y a la hora de pagar las subvenciones son las dos exigencias más importantes que realiza AZECO al Ayuntamiento y a la Junta, respectivamente.

Si hay un tema que desespera a un emprendedor cuando va a poner en marcha su negocio es el de las licencias. Después de meditar ampliamente abrir un comercio, que no es una decisión baladí, elegir el local, alquilarlo y proyectar las obras, llega el momento de las licencias. Un trámite que en los últimos años ha generado muchas críticas entre los emprendedores.

“No puede ser que las licencias tarden tanto tiempo en llegar. Hay comercios que abren sin licencia porque no se pueden permitir el lujo de estar pagando un alquiler con la tienda cerrada y cuando la licencia le llega un año después ya está cerrado. Sinceramente no creo que se trate de un problema de dejadez por parte de los funcionarios, pero sí quizás de que no pueden hacer frente a la carga de trabajo que tienen y necesitan más técnicos para sacar el trabajo adelante de manera más rápida”, lamenta Miguel Ángel García Blanco en referencia a lo que compete al Ayuntamiento de Zamora.

Una reflexión que no realiza al azar, sino apoyada en un caso concreto y real: “Lo sé porque lo estoy viviendo en mis carnes. Sé que el supermercado Gadis quiere abrir dos centros en Zamora, uno en la Avenida Portugal y otro en la calle Villalpando. Después de un año, siguen con problemas de licencias para poder construir los supermercados. Es una empresa que generará setenta puestos de trabajo y las trabas siguen siendo constantes. Yo no digo que se regalen las licencias, pero sí que se flexibilicen algunas normativas y que se acelere en las tramitaciones, porque estamos hablando de puestos de trabajo muy necesarios. Este tipo de cosas se comentan entre empresarios y eso puede afectar al hecho de que una empresa desestime la opción de radicarse en Zamora si ya ha oído que en la ciudad se ponen muchos problemas”, sigue reflexionando el nuevo presidente de AZECO.

En este sentido, y también relativo a trabajo que puede ser achacable al Consistorio zamorano, García Blanco solicitará al concejal responsable de turismo, Cristoph Strieder, que trate de poner en marcha un plan que favorezca “la imagen de ciudad”. Para ello propondrá que los locales vacíos que hay en la zona centro o en el casco antiguo y que afean las zonas turísticas,  sean tapados con lonas decorativas, o similares: “Hay que hacer atractiva la ciudad, y al igual que tapan los escaparates vacíos con murales, también se puede plantear la opción de tapar los solares abandonados que afean el casco antiguo con lonas decorativas que ya se usan en otras ciudades”.

También encuentra argumentos para pedir un mayor esfuerzo a la Junta de Castilla y León, en este caso en materia económica. Y es que las subvenciones que otorga esta administración a los que abren nuevos comercios llegan con demasiado retraso: “Las subvenciones de la Junta en materia de nuevas aperturas para ayudar a los emprendedores son de agradecer, pero al igual que hablaba antes con las licencias, en este caso esa ayuda llega muchas veces cuando el establecimiento ya ha cerrado, ahogado por los gastos en los primeros meses de vida. Hay que intentar que ese tipo de ayudas se concedan antes para evitar los cierres prematuros”, espeta.

Al margen de eso, García Blanco apunta a la Diputación Provincial como otro eje fundamental de AZECO: "Es verdad que el ochenta por ciento de los comerciantes de la asociación son de la capital, pero hay que cuidar también al veinte por ciento que tenemos repartidos por la provincia. Y ahí el trabajo de la Diputación es fundamental. Un trabajo del que de momento no tenemos queja. No obstante nos sentaremos con ellos y con los comerciantes de la provincia para detectar necesidades y buscar posibles soluciones", finaliza.

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad