Martes. 22.08.2017 |
El tiempo
Martes. 22.08.2017
El tiempo

Miguel Ángel García: “No debemos buscar enemigos, sino hacer aliados en el comercio tradicional”

Miguel Ángel García: “No debemos buscar enemigos, sino hacer aliados en el comercio tradicional”

El nuevo presidente de la Federación de Asociaciones de Empresarios de Comercio de Zamora, Miguel Ángel García Blanco, atiende a zamora24horas pocos días después de que su nombramiento se hiciera oficial. García Blanco, que gerencia Euronics Zamora, sustituye en el cargo a José María Esbec y comienza así un periodo de cuatro años al frente de una asociación que aglutina a un sector clave en la ciudad, aunque enormemente castigado por la crisis: el comercio.

Miguel Ángel García cita a zamora24horas en una céntrica cafetería de la capital. Una cafetería de toda la vida. Una cafetería en la que el dueño suma horas a su espalda para sacar adelante un negocio. Y como en todos los negocios, el dueño resulta ser un esclavo del día a día. No hay puentes. Apenas hay vacaciones. Solo mucho trabajo, y a veces unas palabras cómplices de los clientes más fieles que siempre se van satisfechos y hacen que el lento avance de las manecillas del reloj cada día merezca la pena. Eso pasa en la hostelería y también pasa en el comercio. Máxime en una ciudad como Zamora que languidece ante la pérdida hemorrágica de población. 

Los termómetros marcan en la calle treinta y siete grados. La terraza se convierte, pese a estar a la sombra, en el peor enemigo de quien busca un poco de respiro a las cuatro y media de la tarde. “Mejor dentro, que hay aire acondicionado”, espeta Miguel Ángel García. Todavía algún cliente en la cafetería le da la enhorabuena por su nuevo cargo como presidente de AZECO, la Federación de Asociaciones de Empresarios de Comercio de Zamora. “Gracias, aunque no sé si debes darme la enhorabuena o el pésame”, ironiza este empresario que coordina varias tiendas del sector de los electrodomésticos y las cocinas en la zona norte de España. 

Un café con leche y con hielo, y una botella de agua. Junto a él, en la mesa y como compañera inseparable, una agenda repleta de notas y de papeles. Apunta afanosamente otra cita, con un medio de comunicación, y lo subraya con un rotulador. Los medios de comunicación queremos saber cuáles serán los pasos a dar a partir de ahora en AZECO. Pero antes de eso, es importante conocer el cómo llega Miguel Ángel García a ocupar la posición de presidente. 

“No era algo que tuviera en mente. Llevaba varios meses dentro de la CEOE y acudía con asiduidad a las reuniones de AZECO. José María Esbec ya nos había dicho que quería dar un paso a un lado porque también preside CEOE y entendía que tenía que dejar paso a alguien. Me lo propusieron y dije que yo solo aceptaría si se formaba un buen equipo, con ganas y con todos implicados”, expone responsabilizado Miguel Ángel García. 

Ese equipo surgió. Junto a García Blanco estará de vicepresidente Ruperto Prieto y como secretario Óscar Martín. A partir de ahí, los vocales de la nueva junta directiva serán Miguel Ángel de la Rosa, Ildefonso Boizas, Gustavo Andrés y José Reglero.

¿Qué imagen cree que tiene la sociedad de esta federación de asociaciones?
Creo que la imagen que tienen de esta y otras asociaciones es que están formadas siempre por los mismos y que si están ahí es porque buscan algún beneficio. Pero la realidad es que lo que la gente no se para a pensar es que si siempre están los mismos es porque nadie quiere tomar el relevo. Se trata de puestos y cargos muy ingratos, en los que prestas tu tiempo de manera altruista sabiendo de antemano que recibirás críticas.

¿Y entonces por qué ha dado el paso?
Yo he dado el paso por el mismo motivo que lo dan otros en sus negocios, porque me duele Zamora. Yo tengo aquí mi negocio aunque coordino tiendas por varias partes de España. Para mí, al igual que para muchos, podría ser fácil olvidarme de Zamora y probar suerte en otros sitios. Algunos lo han hecho y han tenido mucho éxito. Pero otros queremos luchar por esta tierra, para que nuestros hijos no tengan que marcharse de aquí porque no tienen oportunidades.

¿Y qué papel juega ahí el comercio?
Directamente puede parecer que no mucho, pero el comercio está ligado a otros aspectos como el turismo, que el básico en una ciudad y en una provincia como la nuestra. Si el comercio se muere, la ciudad se muere, y a la inversa. Debemos trabajar de la mano entre todos los comerciantes, de la mano de las instituciones, para tratar de ofrecer cosas atractivas a los ciudadanos para que no se vayan a otras ciudades a comprar y facilitar la implantación de nuevos comercios que puedan fijar población.

Los que se van a comprar fuera se van a centros comerciales. ¿Son los centros comerciales el mayor enemigo del comercio tradicional?
No necesariamente. Yo, por ejemplo, tengo la tienda (Euronics Zamora) en un centro comercial y compito con él. Aquí no se trata de buscar enemigos, sino de hacer aliados en el comercio tradicional. No nos podemos lamentar de qué daño hacen los centros comerciales si nosotros desde el comercio no hacemos nada, o hacemos poco.

¿Y qué se puede hacer?
Pues para eso hemos formado este equipo de trabajo, para intentar buscar soluciones que puedan revitalizar el comercio. Es evidente que no podemos hacerlo solos, sino que será necesaria la colaboración de todos los comerciantes, de las instituciones y del ciudadano.

Pero así, y a modo de apunte, ¿qué cree que falla?
Algo que tengo claro que falla es que necesitamos que el comercio de Zamora se modernice. Yo sé que es complicado pedirle eso a un comercio tradicional, pero tenemos que ser conscientes que es necesario invertir en nuestro negocio para ser competitivos. Después, y aunque también es complicado, creo que también es fundamental ofrecer un buen trato a los clientes. No digo que sea algo generalizado, pero debemos tener en nuestros comercios a trabajadores formados, que sepan lo que venden y que lo hagan con cariño hacia quien entra en su comercio.  

¿Cuál será la forma de trabajar de AZECO a partir de ahora?
Trataremos de hacer reuniones periódicas, una a la semana o cada quince días. Proyectar campañas, llegar a acuerdos con instituciones para flexibilizar normativas o que existan beneficios fiscales para aquellos que fomentan la puesta en marcha del comercio local… De momento son todo proyectos a los que poco a poco les iremos dando forma.

¿Qué le pide a los comerciantes?
Lo he dicho antes, unidad. Debemos buscar la unión, proponer en las reuniones que convoquemos y tratar de ir todos a una cuando se proponen cosas. Todos buscamos lo mismo, que es el bien para nuestra ciudad. Primero porque es nuestra ciudad, en la que queremos que se queden nuestros hijos, y segundo por puro egoísmo, ya que si le va bien a la ciudad le irá bien a nuestros negocios.

¿Y a los ciudadanos?
Que nos sigan exigiendo, porque eso es bueno para mejorar. Y que se quejen cuando creen que deben hacerlo. Pero a la vez que confíen en el comercio de proximidad. Que sean conscientes que ellos también tienen en su mano el futuro de nuestra ciudad aunque sea tomando decisiones que a priori parecen intrascendentes, como la elección a la hora de comprar un artículo aquí o fuera. 

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad