Martes. 30.05.2017 |
El tiempo
Martes. 30.05.2017
El tiempo

Masiva concentración ante el Hospital de Benavente para evitar el cierre de la primera planta

Aspecto que presentaba la calle durante la manifestación. / FOTO: JSE-Benavente.
Aspecto que presentaba la calle durante la manifestación. / FOTO: JSE-Benavente.
Masiva concentración ante el Hospital de Benavente para evitar el cierre de la primera planta

El cierre afecta a ocho enfermeras y nueve auxiliares, además de a varios celadores. De ellos, está previsto que cinco enfermeras, seis auxiliares y dos celadores sean trasladados al Hospital Virgen de la Concha, mientras que el resto tendrá otra ubicación. Los sindicatos sanitarios temen que esa planta permanezca cerrada hasta octubre.

Indignación entre los trabajadores sanitarios y los sindicatos por el cierre, sin previo aviso, de la primera planta del Hospital de Benavente. La falta de pacientes es lo que, en principio, ha llevado a Sanidad a tomar esta medida. Una media que suele ser habitual con la llegada del verano, fecha en la que generalmente hay menos ingresos. Pero en este caso, la medida de ajuste, que asumen con pesar los sindicatos y los trabajadores cada año, se ampliará varios meses. 

Así, los sindicatos temen que esta medida del cierre de la primera planta se extienda hasta octubre. “Es una vergüenza que Sanidad cierre la planta sin avisar con cierta antelación. Los trabajadores ya tenían sus cuadrantes hechos, sus días de trabajo y descansos previstos. Máxime cuando ahora llegan las fechas de Semana Santa. Es un ataque directo a los derechos de los trabajadores”, comenta María Ballesteros, Secretaria Provincial de SATSE Zamora en declaraciones a zamora24horas.

Según explica Ballesteros, el cierre afecta a casi una veintena de camas, a ocho enfermeras, nueve auxiliares y varios celadores. De ellos, está previsto que cinco enfermeras, seis auxiliares y dos celadores sean trasladados al Hospital Virgen de la Concha, mientras que el resto tendrá otra ubicación a partir del próximo lunes. 

“Ahora llegan a un Hospital en el que las cosas tampoco se están haciendo bien. Tendrán que rehacer turnos, cuadrantes de trabajo y descansos”, lamenta María Ballesteros, que asegura que desde SATSE Zamora se seguirá de cerca una situación “que demuestra que no se respetan los derechos de los trabajadores”.

Tras conocerse la noticia, trabajadores sindicatos, partidos políticos y diversos colectivos convocaban una manifestación a las siete de la tarde a las puertas del propio hospital para tratar de evitar el cierre, o al menos para que Sanidad sea consciente de que la medida es contraria a la opinión de gran parte de la localidad. Una manifestación que contó con un importante respaldo de benaventanos.

“Lo que ocurre en el Hospital de Benavente resume la gestión sanitaria del PPCyL. Lamentable. Todo el apoyo a pacientes y profesionales”, declaraba Pablo Fernández, Portavoz de Podemos en las Cortes Regionales. En esta línea, desde Juventudes Socialistas de Benavente espetaban: “Benavente lucha por su hospital, no son números, son personas”.
 

Comentarios