Martes. 30.05.2017 |
El tiempo
Martes. 30.05.2017
El tiempo

San Vitero, epicentro de la raza asnal zamorano-leonesa

San Vitero, epicentro de la raza asnal zamorano-leonesa

El recinto ferial de San Vitero acogía esta sábado la la 19ª Exposición Monográfica y Subasta de Buches de la Raza Asnal Zamora-Leonesa. Un evento en el que cientos de personas se dieron cita para contemplar la belleza de un animal emblemático de la provincia que se encuentra en peligro de extinción.

La tradición y el amor por el asno zamorano-leones se erigieron como máximos protagonistas el pasado sábado en San Vitero. El municipio albergó la 19ª Exposición Monográfica y Subasta de Busches de la Raza Asnal zamorana-leonesa. Un evento que, desde primera hora de la mañana, congregó a centenares de personas para vivir una de las tradiciones que permite seguir disfrutando de un animal que se encuentra en peligro de extinción. Entre las principales actividades de la jornada se ha llevado a cabo la tradicional subasta de buches, ejemplares de menos de un año con un alto valor.

Así mismo, una de las novedades de esta edición ha sido el Circuito de Habilidades, una demostración de Doma de asno y la Pasarela del asno. De esta forma, se ha querido transmitir la versatilidad del animal y sus distintos usos. La utilización del burro como instrumento para los ganaderos y agricultores pudiendo ser este el sustituto de grandes maquinarias para que, de esta formad, puedan llevarse a cabo diferentes actividades agrarias de manera más ecológica.

La Diputación de Zamora, el Ayuntamiento de San Vitero, la Junta de Castilla y León y la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Selecto de Raza Zamorana Leonesa fueron los encargados de poner en valor, un año más, las virtudes de un animal cuyo censo provincial se sitúa en 1.300 ejemplares. Una situación que lo coloca directamente en peligro de extinción y es por ello que desde las instituciones y asociaciones valoran y promueven este tipo de eventos para que la raza no caiga en el olvido y se siga manteniendo su valor.

De esta forma, San Vitero se convirtió en el epicentro del burro y centenares de personas pudieron ser testigo de las aptitudes con las que cuenta dicho animal. Una jornada en la que la tradición de la subastas sigue siendo una realidad contemporánea gracias al esfuerzo de muchos. Entre los asistentes se comentó la gran calidad de los ejemplares que se subastaron en este 2017. "Hemos podido observar como los buches subastados eran de un gran valor genético y todos ellos se encontraban inscritos en el Libro Genealógico de la Raza", comentó el veterinario del evento.