Miércoles. 25.01.2017 |
El tiempo
Miércoles. 25.01.2017
El tiempo

Sole, la zamorana que mandó a paseo a Chicote

Sole, la zamorana que mandó a paseo a Chicote
Zamora 24 horas

Y se marchó. Mejor dicho, Sole “lo mandó a paseo”. Por primera vez en la historia del programa, Chicote no aguantó y abandonó el restaurante que tenía previsto reflotar sin realizar la tradicional reapertura del local. Un establecimiento de Zamora, “recogida ciudad castellana impregnada de historia” según describía la voz en off del programa, ubicado en una zona privilegiada que, sin embargo, se encontraba en “horas bajas” a finales del pasado año cuando fue rodado el programa. 

Ante esta situación, Soledad, al frente del establecimiento durante los últimos treinta años, decidió solicitar la ayuda de Alberto Chicote, el célebre cocinero de coloridas chaquetillas. El apuesto chef aceptó el reto y durante una semana se adentró en el “salón de los horrores” del restaurante. Taburetes sin asiento, chuletones congelados desde hace cinco meses o la cocina sin aceite de oliva fueron algunos de los ingredientes de una carta de presentación con traducciones imposibles (Loin to he iron por lomo a la plancha y Cod to the tranca por bacalao a la tranca). 

Tras la cata de productos tradicionales como habones sanabreses o arroz a la zamorana, Chicote decidió meterse en harina y comenzar a reestructurar el negocio empezando por la actitud de la veterana dueña. “La falta de empatía y las formas déspotas de Soledad son el mayor escollo del restaurante”, aseveraban en el capítulo. Los testimonios del personal y de la clientela del local aderezaron aun más esta hipótesis como principal causante de la situación del restaurante. 

Pese a la reforma exprés del local y la mejora de algunos platos de la carta, un descoordinado servicio terminó por agotar la paciencia de Alberto Chicote, que no lograba de meter en vereda a Sole. “Si me vas a decir que me vaya ya, yo te dejo tranquila enseguida, ¿eh?, no tengo problema”, le provocaba el chef tras una tensa discusión. “No te voy a decir lo contrario”, le respondía ella. Su altanera respuesta agotó la paciencia del chef, quien decidió poner fin a su pesadilla zamorana escribiendo una nueva página de esta crónica de una muerte anunciada. 

Los tuits más divertidos

El polémico capítulo generó miles de comentarios en la red con la etiqueta #PesadillaZamora hasta convertir el programa en uno de los Trending Topic de la noche. En este artículo, recopilamos algunas de las publicaciones más ingeniosas. 

Comentarios