Sábado. 27.05.2017 |
El tiempo
Sábado. 27.05.2017
El tiempo

“Hay que dar gracias porque las consecuencias podían haber sido dramáticas”

“Hay que dar gracias porque las consecuencias podían haber sido dramáticas”
Zamora 24 horas

“Ha sido una noche complicada con el accidente de Villafáfila. En el hospital de Zamora se han atendido 18 pacientes, cuatro en el hospital de Benavente. De las 18 atenciones de Zamora han ingresado dos pacientes en la UCI con traumatismo abdominal y tres pacientes están ingresados en traumatología, dos pendientes de intervención quirúrgica y otra con actitud conservadora de momento. Los cinco están estables. Uno de los pacientes que estaba aquí se ha trasladado a León, y allí se ha unido con otros dos que se habían trasladado previamente. En total, por tanto, son 24 heridos que tengamos controlados. Los dos primeros pacientes de León ya han recibido el alta, los cuatro de Benavente también, y en Zamora restan los cinco casos ya mencionados”, exponía Chimeno en relación al parte médico de una noche muy complicada. 

Por su parte, el delegado provincial de la Junta de Castilla y León, Alberto Castro, comentaba: “La información que tenemos es que el suceso ocurrió en una fiesta de cotillón en la que según dicen estaban entre ochenta y cien personas. Podía haber pasado algo mucho más grave. Hay que resaltar la colaboración ciudadana, el trabajo de todo el sistema de emergencias de la Junta de Castilla y León y posteriormente a los trabajadores de los hospitales”.

Tras eso, Castro agregaba que a partir de ahora, y una vez que se vayan recuperando los heridos, comenzará el trabajo para esclarecer los hechos: “Algún paciente sí dice que notó el suelo hundido y luego cedió. La gente cayó, unos encima de otros, había agua, mobiliario del bar, escombros… Fue una situación dramática pero el daño ha sido limitado para lo que podía haber pasado con toda la gente que había. Habrá tiempo de estudiar causas y responsabilidades”, añadía.

Una sensación, la de que podía haber ocurrido una tragedia, que también compartía Montserrat Chimeno: “Todo quedó en algo leve, entre comillas, comparado con lo que podía haber pasado”, finalizaba Chimeno, que agradecía el trabajo de médicos, enfermeros, auxiliares y administrativos durante el turno de guardia.

Comentarios