Sábado. 22.07.2017 |
El tiempo
Sábado. 22.07.2017
El tiempo

Caso cerrado en la investigación del peregrino alemán desaparecido en Zamora

Caso cerrado en la investigación del peregrino alemán desaparecido en Zamora

El viernes desde las siete de la mañana la Policía Nacional buscaba a un peregrino de origen alemán que había dejado sus pertenencias en la orilla del río Duero. Los bomberos activaron un amplio operativo para intentar dar con él en las aguas del Duero. Al no saber nada de su paradero, sus dos compañeros de camino, otro alemán y un luxemburgués, pasaron a ser sospechosos y se emitió una orden de búsqueda y captura. Tras dar con ellos en Montamarta horas después, ofrecieron un relato de los hechos creíble para los agentes y tras varias investigaciones se descubrió que el peregrino extraviado estaba viajando de vuelta a su país.

Final feliz en el caso del peregrino desaparecido. El viernes a las siete de la mañana la Policía Nacional recibía un aviso de que se habían encontrado las pertenencias de un peregrino de origen alemán en la orilla del río Duero, junto al puente de piedra. La mochila, el bastón con la concha dibujada, las botas y medicación importante utilizada por el peregrino habían sido abandonadas en la ribera del río. 

Ante eso, y ante el temor de que el ciudadano alemán pudiera haber decidido sumergirse en el Duero, e incluso que alguien lo hubiera lanzado allí, se activó un amplio operativo de los bomberos para rastrear los paseos y también las propias aguas del río. Después de varias horas de trabajos, no se encontró más rastro del peregrino alemán. 

Fruto de las investigaciones, la Policía Nacional descubrió que dos peregrinos más, un alemán y un luxemburgués, viajaban con el desaparecido, por lo que emitieron una orden de búsqueda y captura al convertirse en posibles sospechosos. La Guardia Civil daba con ellos en la localidad zamorana de Montamarta y tras ser conducidos a comisaría eran interrogados para conocer el paradero del tercer caminante. 

Aseguraron que su compañero se había pasado con la bebida la noche anterior y que había amenazado con volver a su país, dejando todas sus pertenencias (incluida importante medicación) en Zamora. Y así fue. Tras varias comunicaciones con la embajada alemana y con varias comandancias, la Policía Nacional lograba verificar que el peregrino estaba llegando ya a Alemania el sábado a última hora de la noche. 

Final, por tanto, feliz para un caso que por momentos hizo recordar el dramático asunto del asesinato de una peregrina en la provincia de León en 2015.

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad