domingo. 18.02.2018 |
El tiempo

La precaución con las lentillas de fantasía y con los maquillajes, entre las recomendaciones para el carnaval

La precaución con las lentillas de fantasía y con los maquillajes, entre las recomendaciones para el carnaval

La OCU ha facilitado una serie de consejos para poder disfrazarse en estas fiestas sin correr riesgos, ya que puede haber productos que sean dañinos para nosotros.

La primera premisa que aporta la OCU para disfrutar de unos carnavales sin riesgos y sin gastar mucho, es evitar el consumismo y tirar de creatividad. Los carnavales son la época perfecta para usar la imaginación, evitando gastos innecesarios. Para ello, podemos fabricar un disfraz con algo que tengamos por casa.

Pero si finalmente decidimos comprarlo, debemos tener en cuenta que podría ser inflamable, por lo que hay que estar atento de las fuentes de calor como bengalas o cigarros, entre otros. Para los niños, además, es mejor que tengan la cara descubierta, ya que las caretas tienen aún más riesgo de prender. Pero no solo por esto, sino que las bolsas o las piezas pequeñas suponen un peligro, sobre todo para los menores de tres años, ya que se pueden asfixiar o atragantar.

Hablamos especialmente de disfrazar a los más pequeños, pero muchas veces los mayores también quieren pasárselo bien enfundándose en un disfraz, y para hacerlo más logrado, usan lentillas de fantasía. La OCU advierte especialmente sobre este punto: “con los ojos es mejor no jugar”. Lo mejor es adquirirlas en puntos de venta autorizados, sujetos a controles de seguridad. Y aun así, es imprescindible tener unas buenas condiciones de higiene.

¿Qué sería un buen disfraz sin el maquillaje? Debemos estar atentos con los cosméticos de carnaval, especialmente con las pieles sensibles. Alertan de que las etiquetas ‘hipoalergénico’ o ‘testado dermatológicamente’ no son garantía de nada. Por eso, recomiendan usar maquillajes al agua, fáciles de aplicar y de quitar.

Los consejos son: no utilizar maquillajes en niños menores de tres años, eliminar inmediatamente en caso de reacción, hidratar antes la piel para que posteriormente sea más fácil retirar las pinturas, lavar bien la piel y comprobar la caducidad del producto.

Comentarios
Lo más