martes. 19.06.2018 |
El tiempo

El vestuario del Balonmano Zamora, eufórico tras la victoria

El vestuario del Balonmano Zamora, eufórico tras la victoria

Los jugadores del MMT Seguros salieron corriendo a la pista en cuanto sonó la bocina que indicaba el final del partido. Todos agarrados, agradecían una vez más a la afición su apoyo incondicional. 

Jortos. La clave ha estado en creer en lo que hemos entrenado, en el compañero de al lado, en la afición y en nuestras señas de identidad. Aunque hemos estado cansados en un rato de la segunda parte, hemos insistido en lo que hemos trabajado y es lo que nos ha hecho ganar el partido. Ha sido un partido de rachas y muy duro. Según administres esos minipartidos que suceden durante el encuentro, es el que se lleva la victoria. El partido sabíamos que iba a estar ahí, uno arriba, uno abajo. En la última no se me pasa nada por la cabeza, no sé si es porque estoy ya acostumbrado. Marcas jugada. Alguna vez que lo he vivido fuera te pasan muchas cosas por la cabeza, pero cuando estás jugando estás concentrado en lo que tienes que hacer. Hay mucha ansiedad, pero la hemos administrado bien.

Cangiani. Demasiada felicidad. Un partido muy reñido que cuando terminó dejó una sensación de satisfacción porque estuvimos trabajando toda la semana muy duro. Es lo que veníamos a buscar, estos dos puntos. En la última jugada estaba extremadamente nervioso porque mi extremo no lanzó prácticamente y yo no veía lo que pasaba por el montón de gente que había. En el partido de ida no jugué, pero vi que Oliva nos paró todo. Muchas paradas son errores nuestros, pero ambos porteros estuvieron a un gran nivel.

Marc Ábalos. Sabíamos que era un partido clave y muy difícil. Pero jugamos en casa y teníamos que echarle más narices que nunca. Lo hemos luchado, lo hemos peleado y al final hemos obtenido la recompensa. En la última jugada yo sabía que teníamos que hacer falta sí o sí, porque el golpe franco nos iba a ayudar, pero también es cierto que hemos tenido oportunidades de matar el partido y en esa última acción si es verdad que la suerte ha estado de nuestro lado. Creo que se viene viendo todo el año que somos una plantilla con pocos cambios, pero al final de los partidos llegamos más agotados. Igual hemos jugado con la ambición de ganar ya y no le hemos dado la tranquilidad. El siguiente partido contra Ademar vamos a competirlo y a intentar rascar puntos aunque sea un rival difícil. Si lo ganamos, bien, si no habrá que dejarse la vida contra Benidorm aquí en casa.

Comentarios