martes. 24.10.2017 |
El tiempo

Las bicicletas invaden la provincia

Las bicicletas invaden la provincia

La trigésimo tercera edición de la Vuelta a Zamora ha sido presentada este martes con un novedoso acto que ha tenido lugar en la Plaza de Viriato y que ha contado con la presencia de los veinte equipos participantes, así como de las autoridades y de los representantes de los patrocinadores. Los corredores han ido subiendo al escenario ubicado de espaldas al edificio de la Diputación, donde han recibido el calor de los aficionados a apenas unas horas de que arranque la ronda provincial.

Con el mítico Juan Mari Guajardo, speaker de la Vuelta a España desde 1997, como maestro de ceremonias, los principales líderes y directores de los equipos, así como el responsable de la prueba, Manuel Campesino, han ido diseccionando una carrera que se desarrollará de miércoles a sábado y que se prevé más dura que en anteriores ediciones, empezando por la primera jornada, que constará de dos sectores.

El primero de ellos servirá como toma de contacto y unirá las localidades de Villafáfila y Villardeciervos, pero la segunda sí que se antoja como una cita decisiva en el devenir de la Vuelta. Después de acumular 77 kilómetros por la mañana, a partir de las 18.30 horas, los corredores afrontarán una contrarreloj por equipos entre Villaralbo y La Bóveda de Toro (32 kilómetros) que, a buen seguro, abrirá las primeras brechas importantes en la clasificación.

En esa prueba colectiva contra el crono y en la etapa de Sanabria se han centrado los análisis de los participantes, que han destacado la dureza de la penúltima etapa, la que acabará en Chanos, y que han apelado a darlo todo desde el primer día para no ceder terreno a las primeras de cambio.

PRESENCIA DE LOS ALCALDES

La presentación de la prueba ha contado con la presencia de los alcaldes de los municipios que cuentan con salidas o llegadas de las etapas, una forma de involucrar también a los pueblos de Zamora en uno de los eventos deportivos clásicos del calendario en la provincia.

Comentarios