sábado. 25.11.2017 |
El tiempo

Ramón Alba: “Este año hemos incentivado la presencia de muchos más niños vestidos de hebreos”

Ramón Alba: “Este año hemos incentivado la presencia de muchos más niños vestidos de hebreos”

En los últimos meses se ha suscitado mucho debate alrededor de si es necesario o no tener un nuevo museo. A su juicio, ¿por qué Zamora merece un nuevo museo de Semana Santa?
Está claro. Zamora fue la primera ciudad de España que hizo un museo de Semana Santa y gracias a eso fueron muchos  los pasos  que se salvaron de una posible destrucción.  Y es que las paneras estaban muy deterioradas y es lógico que la Semana Santa de Zamora mantenga su museo y luche y revindique uno nuevo. Primero por historia y segundo porque el museo de Semana Santa es de los pocos que dan beneficios, además de los más visitados. Ya va siendo hora que Zamora tenga un gran museo o una gran infraestructura que reivindique nuestra Pasión y que salte a nivel nacional.

¿Qué novedades trae este año su cofradía?
La primera en el desfile, porque estamos constantemente tratando de añadir cosas novedosas. Estrenamos nueva capellanía, de forma que Florentino Pérez será el encargado de hacer por primera vez la bendición popular de las palmas y presidirá la procesión. Además, este año como marcan estatutos y tras presentar el proyecto el año pasado, se ha invitado a la participación de más niños vestidos de hebreos para el desfile. Será un pequeño grupo de niños que irán ataviados con las túnicas que mandan los estatutos detrás de los estandartes. Gracias al colegio de la Milagrosa y del Corazón de María que nos han ayudado a implementar esta nueva iniciativa. 

Imagine que está leyendo este cuestionario un visitante que llega a Zamora. ¿Qué lugar recomienda para ver el desfile procesional de su cofradía?   
Para mí, los momentos más importantes son la salida con la bendición popular de las palmas y la entrada, cuando entramos en fila a la plaza de Santa María y todo el mundo alza los ramos o las palmas, para hacer el ruido característico de esta procesión al agitar y ver la maraña de palmas agitándose. Pero luego también es atractivo el paso por la zona modernista de Alfonso IX con el aire soplando y dando vuelo a las capas, o el paso por la Plaza Mayor. 

¿Un deseo para esta Semana Santa?
Que no llueva y que podamos salir todos a la calle. Y que sea una Semana Santa tranquila, que no haya altercados por ejemplo con el tema del botellón. En definitiva, que vivimos una Semana Santa como Dios manda. 

Semana Santa en Zamora y gastronomía van ligados. ¿Qué producto típico es el que más le gusta de esta época? 
Elegir solo uno es complicado. En cuaresma el potaje me encanta y en Semana Santa lo que más podemos exportar son las aceitadas y las almendras garrapiñadas, aunque me quedo con las aceitadas. 

Si tuviera que elegir un producto de los que se encuentran catalogados dentro del sello Alimentos de Zamora, ¿cuál elegiría?  
Ternera Aliste acompañado de un vino de Toro.

RECETA: CARRILLERAS DE TERNERA DE ALISTE CON SALSA DE CEREZA
Ingredientes para 4 personas: 800 g de carrilleras de ternera de Aliste (2 piezas) / 300 g de cerezas + extra para decorar / 300 ml de vino blanco dulce / 300 ml de caldo de carne / 2 dientes de ajo / 200 g de cebolla / 100 g de zanahoria / 100 g de calabacín / aceite de oliva suave / sal y pimienta negra.

Para la elaboración de las carrilleras utilizamos una olla a presión, de principio a fin. El tiempo de cocción se ve reducido tremendamente. Se limpian bien las carrilleras y se retiran los restos de grasa que pudieran tener, con ayuda de un cuchillo bien afilado y un poco de paciencia. Hecho esto, salmipentamos y marcamos en aceite bien caliente, en la olla a presión. Sólo queremos que se sellen por el exterior, de modo que con un minuto por cada lado será suficiente. Retiramos y reservamos.

Preparamos las verduras y las cerezas. Pelamos y picamos los dientes de ajo. Hacemos lo mismo con la cebolla. Pelamos la zanahoria, la lavamos y la cortamos en pequeños trozos. Lavamos y cortamos el calabacín, en dados. Y, por último, retiramos los rabitos de las cerezas y las deshuesamos. Reservamos cada uno de estos ingredientes por separado.

En la misma olla a presión, calentamos un poco de aceite de oliva y pochamos el ajo, la cebolla y la zanahoria, 10 minutos a fuego suave. Agregamos el calabacín, removemos para mezclar bien, y pochamos de nuevo durante otros 10 minutos. Por último, incorporamos las cerezas, el vino, el caldo y las carrilleras. Cerramos la olla y colocamos la válvula en la posición número dos. Cocemos durante 20 minutos, contando desde el momento en que el vapor comience a salir.

Transcurrido el tiempo de cocción, retiramos la olla del fuego y dejamos que salga el vapor antes de abrirla. Retiramos las carrilleras, limpiándolas de restos de verduras o cerezas, y las reservamos. Si lo deseamos, trituramos la salsa y la pasamos por un colador. Probamos el punto y salpimentamos al gusto.

Cortamos las carrilleras en lonchas. Esta operación la realizaremos mejor en frío y con un cuchillo muy afilado, de lo contrario se nos desmenuzarán en las manos. Troceamos unas cerezas con las que decorar las carrilleras al tiempo que las regamos con la salsa de cerezas.

Comentarios