martes. 24.10.2017 |
El tiempo

Roales se compromete a pagar las facturas del saneamiento de sus aguas a partir de enero del 2016

Roales se compromete a pagar las facturas del saneamiento de sus aguas a partir de enero del 2016

El conflicto entre Zamora y Roales del Pan por el pago de las facturas correspondientes al saneamiento de las aguas está cerca de llegar a su fin. Así lo han puesto de manifiesto los dos responsables municipales de ambos ayuntamientos, Francisco Guarido y Berna Miguel, que han anunciado un "principio de acuerdo" para que la localidad del alfoz comience a abonar una cantidad bimensual a la capital por el uso de la depuradora. Lo hará a partir de enero del próximo año.

Este pacto, que comenzó a fraguarse en el mes de julio, cuando se produjeron los primeros contactos entre Guarido y Miguel, se ha visto acelerado por el conocimiento de un informe de Saneamientos Zamora, corroborado por los técnicos municipales, en el que se habla de la entrada en la red de "vertidos que pueden ser nocivos para la salud y dañar el medio ambiente", unas sustancias contaminantes que proceden de las empresas que operan en Roales y que han provocado daños en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR).

Tras conocer este informe, el Ayuntamiento de Zamora se puso en contacto con el de Roales, que actuó de forma inmediata para darle una solución "urgente" al problema. Así, Berna Miguel ha presentado en el registro de la capital un paquete de medidas que se ha comprometido a cumplir, entre las que destaca la implantación de una ordenanza fiscal para gravar a las empresas y poder abonar, de forma periódica, el coste que supone para Zamora la depuración de las aguas del pueblo.

Del mismo modo, la localidad del alfoz instalará unas arquetas de medición para saber cuál es la carga contaminante de cada empresa. Un técnico independiente se encargará de controlar los vertidos de forma periódica para saber si alguna de ellas excede el límite establecido.

En ese sentido, Berna Miguel ha expresado "la buena disposición" que ha encontrado en las empresas a la hora de colaborar y ha matizado que su intención no es "ni mucho menos" hipotecar la posibilidad de que Roales se convierta en un importante vivero de negocios, pero ha asegurado que la obligación del Ayuntamiento es "exigir" que se cumplan las normas".

Comentarios