sábado. 18.11.2017 |
El tiempo

Fuentes dimite y arrastra consigo a otros tres concejales, entre ellos Luis Vicente Pastor

Fuentes dimite y arrastra consigo a otros tres concejales, entre ellos Luis Vicente Pastor

La brecha en el PSOE local y provincial se ha convertido en una herida abierta que, ahora mismo, parece imposible de suturar. Este jueves, dos tercios de los seis concejales socialistas del Ayuntamiento de Zamora han presentado su dimisión. Cuatro ediles, encabezados por el portavoz, Manuel Fuentes, se marchan después de que la Ejecutiva local retirase el martes su confianza en el que fuera candidato a la Alcaldía en el 2011. Junto a él, salen Óscar Díaz, Consuelo Pombero y el histórico militante Luis Vicente Pastor, que deja atrás 27 años de servicio municipal.

Todos ellos han comparecido esta tarde para dar las pertinentes explicaciones y asestar, de paso, un golpe brutal a los responsables del partido, encabezados por Mar Rominguera, que tendrán que lidiar con una situación, quizá, insostenible: "Este día no lo voy a olvidar. He recibido más de 300 mensajes de apoyo", ha comenzado asegurando Fuentes, que ha lamentado que "la ilusión ha ido mermando" desde que el equipo que él lideraba empezó su andadura en el Ayuntamiento: "Ha habido malos quereres por parte de quienes mandan en la formación. No es algo deseado ni buscado, pero no nos dejan otra salida", ha analizado el exportavoz municipal.

Del mismo modo, y tras confirmar que deja "la portavocía, el puesto de concejal y la militancia en el partido", ha calificado su trayectoria en el Consistorio como "una pesadilla de cuatro años" y ha criticado duramente el funcionamiento interno del PSOE local: "Ha sido problema tras problema. Estoy harto de perder el tiempo en bobadas y en politiqueos. Me han tratado a zapatillazos y donde no te quieren es mejor no estar", ha aseverado Fuentes. Y ha apostillado: "Los partidos de izquierdas necesitan sangre para defender sus intereses y a este le falta. Me voy con la conciencia muy tranquila y con pena por dejar un partido en el que hoy no confío".

Por su parte, Óscar Díez ha destacado que ha pretendido "siempre ayudar a los ciudadanos" hasta que el partido se lo ha permitido: "Nunca fue mi intención servirme de la política en beneficio propio y ha sido un honor compartir esta experiencia con Manuel Fuentes y mis compañeros", ha zanjado, antes de pasarle la palabra a Luis Vicente Pastor, que deja el Ayuntamiento después de 27 años como concejal.

El histórico edil socialista, que "por el momento" seguirá en el partido, ha iniciado su intervención con cierta sorna: "La cosa se está poniendo fea, ¿verdad?", ha reflexionado antes de lanzar un intenso mensaje de despedida: "Trabajar con mis compañeros ha sido un privilegio impagable. Se va un grupo municipal al que el partido descabeza, pero nunca confundiré al PSOE con la situación actual de sus responsables", ha advertido. Y ha recordado: "Yo entré en el partido todavía en la clandestinidad. Lo que lamento es que no hayamos conseguido que haya triunfado el sentido común".

Por último, tanto Luis Vicente Pastor como Manuel Fuentes han criticado la actitud de Ana Sánchez y de Luis Tudanca y han incidido en que, con el contexto actual, "pierden todos". La crisis del PSOE es cada vez más grave.

 

Comentarios