viernes. 15.12.2017 |
El tiempo

Tres puntos para soñar con todo (1-3)

Tres puntos para soñar con todo (1-3)

Una victoria balsámica tras una dolorosa derrota. El Zamora conseguía sumar tres puntos de oro este domingo después de la decepción que supuso la derrota de hace siete días en el Ruta de la Plata ante el Sporting Uxama. Tres puntos que permiten a los rojiblancos colocarse quintos, a cinco puntos del play off, tras la derrota este domingo ante la Gimnástica Segoviana. 

Miguel Losada apostó de inicio por un once inicial tremendamente ofensivo, con cinco jugadores de marcado carácter atacante: Diego Ortiz, Raly Cabral, Mario Sopale, Iñaki Eguileor y Caramelo. Y no le pudo salir mejor la apuesta al entrenador rojiblanco, porque a los seis minutos, el Zamora ya mandaba por 0-2 con un doblete de Iñaki Eguileor. El primero, tras una asistencia de Raly Cabral para empujar  en boca de gol, y el segundo en un remate acrobático en el corazón del área tras un pase en largo de Juanan.

Ese inicio metió los nervios en la defensa local y el Zamora lo aprovechó para rondar la tercera diana. Pistu se encontró con el larguero pocos minutos después y los rojiblancos jugaban a placer. En ese primer acto, Miguel tan solo tuvo que hacer una intervención de mérito, en un remate de cabeza en el corazón del área. Llegaba el descanso y el duelo estaba muy de cara. Pero pronto cambió la película. 

Pistu se anotó un gol en propia meta a los 25 segundos de la reanudación. No era solo el 1-2, sino que además generaba una confianza hasta entonces inexistente del Real Ávila. La salida de Roberto en la media punta le dio otro aire a la escuadra abulense, y los locales tuvieron quince minutos de inspiración. El Zamora se parapetó atrás y sufrió para aguantar el 1-2. Las intervenciones de Miguel y sobre todo la escasa efectividad del Ávila ayudaron a que el Zamora no recibiera el segundo.

Tras aguantar esas embestidas, los zamoranos volvieron a sentirse cómodo a partir del minuto veinte y encontró una contra letal para romper el choque. Caramelo corrió, recortó, asistió y Raly Cabral anotaba en el segundo palo a puerta vacía. Todavía quedaban minutos para reaccionar, pero el Real Ávila ya no creía en la remontada y el Zamora sumaba un triunfo clave. Clave para acercarse a cinco puntos del play off y por tanto generar algo de  ilusión en una afición necesitada de buenas noticias.

Comentarios
Lo más