jueves. 19.10.2017 |
El tiempo

Suplir a Octavio, un trabajo con cinco protagonistas clave

Suplir a Octavio, un trabajo con cinco protagonistas clave

Hace dos meses que Octavio cayó lesionado en la infausta última jugada del partido ante el Atlético Valladolid. Desde entonces, y sobre todo a partir del momento en el que se confirmó su baja para la fase de ascenso, el trabajo ofensivo del MMT Seguros ha tenido que sufrir una metamorfosis radical. El objetivo, suplir la aportación de un jugador que promediaba más de seis goles por encuentro y que centraba buena parte de la atención de compañeros y rivales cuando los pistacho tenían la posesión.

Tras la derrota ante Cisne en la última jornada antes del parón, aún con el golpe demasiado reciente, los zamoranos han ido mejorando en este aspecto y varios jugadores han ido creciendo para, poco a poco, ir demostrando que, entre todos, es posible llegar a amortiguar el peso de la ausencia de Octavio. En concreto, cinco hombres han mejorado de manera ostensible sus números en los cuatro encuentros que ha disputado el MMT Seguros a partir de abril.

El caso más esperado y más destacado de mejora, en cuanto a las cifras se refiere, es el de Alberto Molina. Antes del parón, el leonés promediaba 1,8 goles por partido; desde abril, con todos los galones sobre sus hombros, el '22' del MMT Seguros acumula el mismo número de goles que refleja su dorsal, con una media de 5,5 por encuentro. Nadie del equipo ha perforado más veces que él la portería rival desde el regreso de la competición. Ante el Juanfersa, batió su marca personal del año, con ocho.

También ha crecido, de manera ostensible la aportación de los chilenos. Las bajas en los extremos han sido contrarrestadas con la mejora de Sebastián Ceballos, cada vez más fino de cara a puerta. Si antes del parón promediaba 2,4 tantos por partido, tras el regreso, el jugador sudamericano marca 4 goles por encuentro. A casi cinco por duelo sale Reyes, que también ha aumentado su rendimiento previo, que ya era óptimo, con 3,8 dianas de media por envite.

De manera más irregular, con actuaciones brillantes en ataque y otras con más protagonismo en defensa, Jortos también ha aumentado su producción de los tres a los 4,5 tantos por partido, mientras que Guille, que apenas superaba el tanto por encuentro, ahora promedia 2,25, en su caso con una aportación más regular y con una continuidad vital para el conjunto.

Entre los cinco jugadores mencionados han logrado 86 de los 102 goles que ha logrado el equipo en los últimos cuatro partidos, un periodo en el que, entre todos, acumulan una mejora de 8,7 tantos por encuentro. Teniendo en cuenta las ausencias más recientes, de Octavio (6,08 p.p.) y Peli (2,4 p.p.), la conclusión es que, con su renovada producción ofensiva están logrando compensar la pérdida que suponía, a nivel numérico, la ausencia de estas dos piezas clave. 

Comentarios