miércoles. 24.01.2018 |
El tiempo

A debate la promoción de Rutas Turísticas Templarias, con importante presencia en Zamora

A debate la promoción de Rutas Turísticas Templarias, con importante presencia en Zamora

La Comisión de Cultura y Turismo que se celebra este miércoles en las Cortes autonómicas debatirán la propuesta socialista de promoción y puesta en marcha de rutas turísticas ligadas a los Templarios en la Comunidad. 

La propuesta, que defenderá el procurador y portavoz de Cultura del GPS, José Ignacio Martín Benito, instan a la Junta de Castilla y León a estblecer, a partir de los estudios científicos de las últimas décadas, una relación actualizada sobre los enclaves y construcciones arquitectónicas que han tenido relación con la Orden del Temple en las provincias que componen actualmente la comunidad de Castilla y León. A partir de ahí, promover e impulsar en cada una de las provincias de la Comunidad diversos itinerarios turísticos bajo la denominación general de: “Rutas de los templarios en los reinos de León y Castilla”. Por último, a colaborar con otras administraciones locales y provinciales en la puesta en marcha de dichos itinerarios. 

Hay que apuntar que la Orden de los caballeros del Temple fue fundada en Jerusalén en 1118 por el francés Hugo de Payns, para proteger a los peregrinos que iban a Tierra Santa. Hacia 1170 la Orden del Temple se extendía ya por Francia, Alemania y la Península Ibérica. En los reinos de León y Castilla hubo varias encomiendas. Las encomiendas templarias eran un centro administrativo desde el cual se regía un cierto número de tierras, propiedades y vasallos en sus alrededores. A la cabeza de cada encomienda había un freire encomendador, a cuyas órdenes podían estar otros freires y hermanos religiosos). 

Dentro del actual territorio de la Comunidad de Castilla y León, fue la provincia de Zamora el espacio donde se dio la mayor densidad de encomiendas templarias. Las hubo en Villárdiga, Pajares de Lampreana, Tábara, Carbajales, Alba de Aliste, Zamora, Alcañices, Convento de Toro, Benavente, Villalpando… Ligados a la historia de la Orden del Temple, existen en la provincia zamorana diversos enclaves que, por sus restos monumentales, bien podrían formar parte de un itinerario o Ruta templaria. Por citar solo algunos: Alcañices, villa fortificada que perteneció a los templarios; Tábara y Mombuey, con sus iglesias románicas, Villalpando, con Santa María del Temple -hoy integrada en las dependencias del Ayuntamiento- y la ciudad de Zamora, donde el Temple poseía las iglesias del Sepulcro y de Santa María de la Horta. 

Comentarios