jueves. 14.12.2017 |
El tiempo

La merluza y el lechazo, reyes de la cocina navideña

La merluza y el lechazo, reyes de la cocina navideña

En el sector de los pescados la merluza es la especie que encabeza el ranking en la lista de los más vendidos. Su versatilidad, a la hora de cocinarla, y la capacidad para adquirirla fresca son dos de sus principales características elegidas por los consumidores. “La merluza es el producto que más vendemos, se vende durante todo el año, pero sí es cierto que las ventas aumentan en estas fechas”, explicaba el regente de la pescadería ‘Calvo’, de los puestos uno y dos del Mercado de Abastos, quien además hacía hincapié en la previsión de las compras más notable que en años anteriores.

En el sector de productos del mar, tras la merluza, despuntan las almejas, el bacalao, el salmón y en su variedad de ahumado. Pese a la previsión en las adquisiciones navideñas, que según varios tenderos del mercado ha sido palpable, las almejas y la merluza son dos productos que "se suelen dejar a última hora" para así poder consumirlos más frescos. Además de ser dos variedades elegidas por su sabor y sus variables, ambos, son los dos que más ven incrementado su precio en los días previos a las fechas señaladas.

Por otro lado, en el sector cárnico se encuentran múltiples posibilidades para preparar diferentes menús. El tostón, el lechazo, el solomillo, la ternera en todas sus variantes son los productos más demandados. Dentro de la amplia variedad a disposición de los más carnívoros, el lechazo es el producto por excelencia. “El lechazo es lo que más se lleva la gente. Un lechazo entero o en mitades para asar, es lo más elegido”, explicaba Julio Romero, propietario del puesto número 36 del Mercado de Abastos de Zamora.

En el sector de la carne también se ve aumentado el precio de su producto estrella. Pero desde las carnicerías que cuentan con este producto en sus vitrinas, aseguran que la subida viene marcada por la lonja y no es un aumento que se ponga desde el propio punto de venta. “El lechazo suele estar en doce, trece euros el kilo y en estos días puede subir en un euro o dos”, aseguró Romero al tiempo que aseguraba que esos precios vienen marcados desde la lonja.

Otro de los aspectos reseñados en estas fechas es la preferencia de compra entre los comercios tradicionales o las grandes superficies. Este aspecto, dentro del propio mercado no lo han notado mucho puesto que los clientes “que acuden al mercado son habituales de toda la vida”, comentaban desde los puestos uno y dos y, además “las personas que vienen al mercado o comercios más tradicionales, buscan el producto fresco y no en los envasados o congelados”, según palabras del carnicero Julio Romero que cuenta con muchos años de experiencia en el puesto que regenta, que cuenta con una amplia tradición familiar.

 

Comentarios
Lo más