miércoles. 22.11.2017 |
El tiempo

Víctor Roales: “No somos ni mejores ni peores, somos diferentes”

Víctor Roales: “No somos ni mejores ni peores, somos diferentes”

A los 16 años entró a formar parte de la Banda Ciudad de Zamora y el Domingo de Resurrección del pasado año decidió dar un paso al frente para liderar la agrupación. Gracias al respaldo de sus compañeros y tras los maestros Francisco Carricajo y Ricardo Díez, Víctor Roales se convirtió así en el tercer director de la Banda desde su refundación y desmilitarización en 1990. 

Desde su elección como director ya ha pasado casi un año, un periodo que tilda de “muy positivo” gracias al apoyo de su gran junta directiva y a la ilusión de todos sus componentes. Ahora, vive su primera Semana Santa como director y confiesa afrontarla “de manera normal”, como los otros 20 años que lleva tocando. En septiembre del pasado año comenzaron las clases con los nuevos integrantes y los ensayos se han ido intensificando progresivamente desde diciembre y sobre todo este último mes con motivo de la semana de Pasión. 

Actualmente, la Banda sale en cinco procesiones: en la popularmente conocida como ‘La Borriquita’ el Domingo de Ramos, en la Vera Cruz, en Nuestra Madre de las Angustias, en La Soledad el Sábado Santo y el domingo con la Resurrección. La edad de sus componentes varía de entre los 6 y los 52 años con la particularidad de que todos ellos son varones pese a que los estatutos sí permiten la presencia de féminas en sus filas. “Quizá por nuestra fama militar no contamos con ninguna chica en la Banda por lo que desde aquí invitamos a que ellas también formen parte de nuestra Banda”, expone el presidente. 

¿Requisitos? “Ilusión y compromiso” para hacer frente “al agua y al frío”, lo más duro de la Semana Santa para un integrante de la Banda según confiesa Roales. ¿Y lo más bonito? “El hermanamiento con la Banda de CC y TT Jesús Nazareno el Sábado Santo y el aplauso de despedida del público el Domingo de Resurrección, este último momento recompensa el esfuerzo realizado durante todo el año”, sostiene Víctor. 

Este año la agrupación Ciudad de Zamora estrena dos nuevas marchas: dos adaptaciones (en lenta y ordinaria) realizadas por José Roales del Stabat Mater y una versión de Gaspar Villalón del popular Lava, lava de Cepa y Sarmientos. Además, después de la renovación de vestuario realizada hace tres años, los integrantes estrenan mantolines tanto de corneta como de bombo. “No somos ni mejores ni peores, somos diferentes”, concluye el presidente.

Comentarios
Lo más