domingo. 19.11.2017 |
El tiempo

El Ayuntamiento no renuncia a SmartZa, pero se niega a ser el responsable último del proyecto

El Ayuntamiento no renuncia a SmartZa, pero se niega a ser el responsable último del proyecto

El proyecto SmartZa continúa en el aire ante la falta de consenso en el apartado formal del acuerdo. Francisco Guarido ha vuelto a insistir este martes en que el Ayuntamiento sólo accederá si la firma constituye un convenio bilateral entre la Junta y la institución local. El alcalde se niega a sellar un compromiso de encomienda de gestión a través del SomaCYL, ya que, según los informes de los técnicos, este modelo convertiría al municipio en "el responsable último y promotor de un plan millonario".

En ese sentido, cabe destacar que el proyecto, que echó andar en la etapa de Rosa Valdeón como alcaldesa, pretende generar energía de manera más eficiente y limpia a través de una instalación pionera que se ubicaría en terreno municipal, concretamente en la Ciudad Deportiva. El Ayuntamiento compraría esa energía, que no podría ser vendida a terceros. La intención de los artífices de SmartZa es llevar a cabo una iniciativa con vistas a 17 años.

Diversos problemas, entre ellos también el tipo de convenio, paralizaron el proyecto hace unos meses pero, desde agosto, el nuevo equipo de gobierno se propuso relanzarlo. Desde entonces, se han mantenido diversas reuniones e, incluso, el Pleno Municipal aprobó una resolución para seguir adelante con el plan. "Lo que no podemos es firmar esa encomienda desaconsejada por los técnicos", ha advertido el alcalde.

En todo caso, Guarido ha insistido en que el Ayuntamiento "no renuncia a Smartza" y así se lo hará saber a los responsables del proyecto, que le han reclamado información por escrito sobre la situación actual: "Tiene que haber otras condiciones", ha vuelto a repetir el líder de Izquierda Unida.

Comentarios