lunes. 11.12.2017 |
El tiempo

Desciende la criminalidad en la provincia de Zamora durante el primer trimestre

Desciende la criminalidad en la provincia de Zamora durante el primer trimestre

El Ministerio del Interior presentaba en los últimos días el Balance de Criminalidad correspondiente al primer trimestre del año. En este informe se recoge y se presenta la evolución de la criminalidad en España registrada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil) y también por aquellos Cuerpos de Policía Local que facilitan datos al Sistema Estadístico de Criminalidad.

Este balance constituye una recopilación de las infracciones penales registradas no solo a nivel nacional, sino también desagregadas por Comunidades Autónomas y provincias. Asimismo, se incluyen los datos de criminalidad de aquellas capitales de provincia y de las localidades con población superior a 50.000 habitantes.

En cuanto a las tipologías penales que recoge el balance, cabe recordar la modificación implementada por la Oficina Estadística de la Unión Europea (EUROSTAT) el pasado mes de septiembre con el objetivo de hacerlas coincidir con la nueva Clasificación Internacional del Delito con fines estadísticos (ICCS) de Naciones Unidas.

Los datos a nivel provincial arrojan aspectos muy positivos en algunos capítulos, aunque también situaciones a mejorar en otras circunstancias. Así, durante los tres primeros meses del año, en la provincia de Zamora se registraron 1.104 infracciones penales, por las 1.109 que se dieron en el primer trimestre del año 2015, lo que supone un descenso del 0,5 por ciento en la criminalidad. Es cierto que no se trata de una bajada especialmente pronunciada, pero si permite continuar una tendencia que lleva arrastrando Zamora en los últimos años en cuanto al descenso de la criminalidad.

En ese tiempo no se produjeron homicidios dolosos ni asesinatos consumados. A partir de ahí, las estadísticas reflejan que hay tres tipologías penales que descendieron en números y otras tantas que sufrieron ascensos. Así, se registraron menos casos de robo con violencia e intimidación (de 10 a 8), menos robos con fuerza en domicilios (de 56 a 43) y menos sustracción de vehículos a motor (de 26 a 7). Por el contrario, aumentaron otras tres categorías: tráfico de drogas (de3 a 6), daños (de137 a 157) y hurtos (de 328 a 336).

A nivel regional, con tres años consecutivos de bajada desde 2013 y cifras también de descenso en 2016, Castilla y León presenta un índice de criminalidad muy inferior a la media nacional, que se aproxima casi a la mitad del conjunto de España. Así, en el primer trimestre del año se contabilizaron 17.945 delitos y faltas por las 18.271 que se registraron en el mismo periodo de 2015. La sustracción de vehículos fue el delito que más ascendió, al pasar de 212 a 220 robos.

Comentarios