jueves. 23.11.2017 |
El tiempo

Los participantes de la Operación Añoranza y Raíces tratarán de “aprovechar al máximo” la experiencia

Los participantes de la Operación Añoranza y Raíces tratarán de “aprovechar al máximo” la experiencia
Roxana Suros Leal (24/03/1993, Cuba) y María Ceciclia Aramayo Blanco (11/12/1979, Argentina) forman parte de la expedición de la Operación Raíces que ha recalado en Zamora en las últimas horas. Al margen de estas dos jóvenes, también forman parte de este programa Mariano Pidal, Alejandra Lorenzo, Agustín Salomon, Cintia Betiana Ruiz, Sebastian Ariel Rodríguez y Xabier Bernal. Todos tienen una cosa en común: parte de su familia desciende de la provincia de Zamora.

En el caso de Roxana, explica: “Mi bisabuelo era de Bóveda de Toro. Llegó a Cuba en 1906, en Cuba tuvo 12 hijos entre ellas mi abuela y ese es mi vínculo con Zamora”. Por su parte, María Cecilia apunta: “Mi mamá es española nacida en Fresno de Carbayeda en el año 1944. Con cuatro años emigró a Argentina. Acá tengo primos por conocer que espero ver en los próximos días”.

Sobre el programa en sí, Roxana añade: “Es una oportunidad muy linda que nos han dado y estamos tratando de aprovecharla al máximo. Conocer tus raíces es una cosa linda y en Cuba en la Casa de Zamora realizamos muchas actividades, nos juntamos mucho los jóvenes, y también nos juntamos con los que forman parte del programa Añoranza. Este vínculo es muy lindo”.

La aspiración de María Cecilia es clara: “Venimos con ganas de conocer nuestro pasado y con ganas de escuchar muchas historias. No puedo escucharlas de mis abuelos porque están ya fallecidos pero aquí hay muchas personas que los conocían. Quiero entender cómo fue su historia y por qué emigraron a Argentina”.

Por último, ambas coinciden en que una parte de ellas es zamorana: “Nos sentimos identificadas con Zamora y aquí están nuestras raíces. Dejamos miras abiertas al futuro y no descartamos volver en el futuro para estudiar o seguir conociendo nuestro pasado”, finalizaban.

Comentarios
Lo más