viernes. 15.12.2017 |
El tiempo

Guía para ahorrar estas vacaciones

Guía para ahorrar estas vacaciones

ANTES DE SALIR 

1. Reserva los vuelos en el momento adecuado 
Además de elegir los meses más baratos para volar (en enero y noviembre se puede ahorrar un 15% y un 14%, respectivamente), la antelación con la que se adquiera el billete también es importante. El momento más adecuado es hacerlo siete semanas antes, cuando se puede ahorrar un 9% de media.  

2. Elige aeropuertos alternativos, vuelos con escala y no viajes en fin de semana 
Si te importa más el dinero que el tiempo, podrás ahorrarte algunos euros volando a un aeropuerto que no sea el principal del destino al que te diriges, buscando vuelos con escala, volando fuera de los días “punta” (evitando los viernes y domingos) e, incluso, comprando la ida y la vuelta con compañías distintas. 

3. Elige bien la semana en la que quieres viajar 
El verano es una de las épocas más caras para visitar cualquier destino, pero elegir bien la semana en la que se hará el desplazamiento puede permitir ahorrar mucho dinero. La semana más barata para viajar es la segunda de septiembre, en las que las tarifas son un 35% más baratas si se compara con la más cara (la primera de agosto).  

4. Llena el depósito de gasolina con antelación 
Si viajas en coche, además de comparar el precio que te ofrecen las distintas gasolineras que tienes a tu alrededor, es importante que llenes el depósito con antelación. Según ha denunciado la OCU en varias ocasiones, el combustible sube más por la cercanía de períodos vacacionales, como la Semana Santa o el puente de agosto. 

5. Analiza si te conviene un “todo incluido” 
Si no sueles controlar los gastos diarios o el coste de la vida del destino que vas a visitar es muy elevado, quizá te merezca la pena optar por un régimen de todo incluido. Antes de tomar la decisión, analizar el precio por noche con y sin este extra, y determina si la diferencia podría ser suficiente para cubrir tus gastos de manutención o si te gastarías más comiendo por tu cuenta.  

6. Alquila un apartamento en lugar de optar por un hotel 
El alquiler de apartamentos se ha convertido en una opción cada vez más popular gracias al ahorro que puede llegar a generar. Por ejemplo, dos personas que pensaran visitar Londres del 1 al 7 de julio tendrían que pagar 381 euros por el hotel más barato de la ciudad. En cambio, alquilar una vivienda entera en las mismas fechas les costaría, de media, 212 euros, lo que supondría un ahorro del 44%.  

7. Pesa el equipaje antes de salir de casa 
Para evitar sorpresas desagradables en el aeropuerto, no te olvides de pesar tu maleta. Los cargos por exceso de equipaje pueden oscilar entre los 50 y los 150 euros. Además, revisa la política que aplica tu compañía ya que, en algunos casos, el equipaje de mano no incluye un accesorio (como el bolso o la bolsa de la cámara), lo que podría hacer que tuvieras que pagar un extra antes de embarcar.  

EN EL TRAYECTO 

1. Utiliza el transporte público en los desplazamientos al aeropuerto 
En una ciudad como Madrid, el precio de un taxi hasta el Aeropuerto Adolfo Suarez Madrid-Barajas desde un lugar que esté situado dentro de la M-30 tiene una tarifa fija (30 euros). En cambio, desplazarse en metro tan solo tendría un coste máximo de 5 euros, lo que supondría un ahorro del 83%. 

2. Si necesitas desplazarte en coche hasta el aeropuerto, compara parkings y reserva con antelación 
Si el coche es esencial, recuerda que no solo puedes dejarlo en el parking del aeropuerto, sino que existen muchos parkings de hoteles cercanos que ofrecen tarifas muy competitivas y que incluyen en el precio el servicio de traslado y recogida a la terminal que elijas. Además, si reservas con antelación, podrás acceder a ofertas: por ejemplo, AENA ha puesto en marcha una promoción de verano con la que se puede ahorrar alrededor de 100 euros por semana en sus diferentes parkings del Aeropuerto Adolfo Suarez Madrid-Barajas.   

DURANTE LA ESTANCIA 

1. Ahorra en tus llamadas desde el extranjero 
Antes de salir fuera de España, es esencial que consultes con tu operadora el coste que te cobrará por las llamadas y que analices el uso que darás al móvil durante tus días de descanso. De esa forma, podrás decidir si te merece la pena ajustar tu gasto a las condiciones que te ofrece tu compañía o si es mejor que te cambies a una que te ofrece mejores precios. Si tu teléfono es libre, otra opción es comprar una tarjeta SIM prepago de un operador local: si estando en Europa el coste de la llamada es menor de 6,1 céntimos el minuto, te merecerá la pena optar por esta solución. Además, recuerda que, si tienes a tu alcance una red WiFi, es recomendable utilizar aplicaciones de mensajería instantánea gratuitas como WhatsApp, Skype, Viber o Line para comunicarte sin asumir ningún coste.  

2. Cuidado con la conexión a Internet si viajas fuera de España 
Si no vas a utilizar Internet en tu viaje al extranjero, recuerda que debes desactivar manualmente la itinerancia de datos en tu móvil para que no te cobren al acceder a la red de un operador internacional. Si te hiciera falta conectarte, comprueba el consumo diario que te ofrece tu compañía para adaptarte a él y pregunta por bonos y planes especiales.  

3. Comparar precios de los coches de alquiler 
Comparar precios te permitirá ahorrar en el coche de alquiler y elegir la tarifa que mejor se a adapta a tus necesidades. El alquiler de un coche de la categoría “compacto”, en Tenerife, durante la primera semana de agosto puede costar entre 156 y 395 euros dependiendo de la compañía con la que se contrate el servicio, el modelo de coche y las promociones puntuales que se apliquen.  

4. Evita cargos extra por gasolina 
Cuando alquiles un coche, elige siempre recoger y devolver el vehículo con el depósito lleno. Si lo devolvieras vacío, el cargo que te cobraría la compañía de alquiler sería más caro de lo que normalmente te costaría acudir a la gasolinera que quisieras por tu cuenta.  

DINERO, SEGUROS Y SALUD 

1. Elige la mejor forma de financiar tus vacaciones 
La opción más barata para financiar un gasto como el de las vacaciones de verano suele ser recurrir a un préstamo personal, que permite ahorrar un 60% con respecto al coste que habría que asumir si se usara una tarjeta de crédito6. Sin embargo, es importante que analices tus necesidades para dar con la oferta más adecuada: por ejemplo, si crees que serás capaz de devolver el dinero en tres meses, hay tarjetas que te ofrecen financiación sin intereses siempre que no te pases de ese plazo, como la Tarjeta Light 0% del Santander (0% TAE). 

2. Si pagas el viaje con tarjeta, recuerda que tienes seguros incluidos  
Una de las ventajas de pagar los viajes con tarjeta es que muchas de ellas incluyen seguros que te ahorrarás contratar. Eso sí, para conocerlos, es importante que leas bien la letra pequeña de tu contrato y que te asegures de que se ajustan bien a lo que necesitas. Entre las coberturas más comunes de estas pólizas suelen figurar los accidentes y la asistencia, lo que incluye servicios como: protección en caso de retraso o cancelación de vuelos, o por pérdida de maleta y robo, la asistencia por daños en el equipaje, y los gastos médicos en el extranjero.  

3. Para cambiar de moneda, opta por los servicios online de las empresas de cambio 
La forma más barata de cambiar moneda es la de los servicios online y telefónicos de las empresas de cambio. Por ejemplo, si quisieras cambiar euros a dólares, esta opción te permitiría conseguir un 8% más de lo que conseguirías con la alternativa más cara (las oficinas del aeropuerto de esas empresas de cambio). Eso sí, recuerda que para usar la alternativa online –igual que si acudes a un banco- debes pedir la moneda con cierta antelación. Tampoco olvides consultar en tu banco por las tarifas que te aplican como cliente. En algunos casos, en función a tu vinculación con la entidad, puedes ofrecer a ofertas específicas que pueden resultarte muy económicas. 

Comentarios
Lo más