jueves. 23.11.2017 |
El tiempo

La calidad del Agustinos decide ante un incansable Virgen de la Concha (71-83)

La calidad del Agustinos decide ante un incansable Virgen de la Concha (71-83)

Vino el líder y se llevó la victoria. El Agustinos asaltó el Ángel Nieto gracias a su calidad y a su poderío físico, ambas cualidades determinantes en el desarrollo de un duelo en el que siempre mandaron los leoneses, pero que no quedó zanjado hasta el tramo final. La culpa de esa incertidumbre la tuvo la incansable voluntad de un Virgen de la Concha irreductible, que sólo capituló cuando la bocina puso fin a su intento de remontada.

En el primer parcial, sin Bosa de inicio, el encuentro comenzó a torcerse para los amarillos, que tuvieron que vivir más minutos de la cuenta sin Don, con dos faltas en apenas siete minutos. La ausencia de una buena rotación para suplir a su pívot penalizó a los hombres de David Barrio, que sufrieron para generar acciones positivas en ataque y que se marcharon con un marcador complicado de levantar al descanso (29-40).

A la vuelta de vestuarios, ya con Jonathan Bosa al mando de las operaciones, el Virgen de la Concha se afanó por agarrarse al partido, a pesar de que el poderío de Ferguson y el talento de Rima dificultaron mucho cualquier conato de remontada. Pese a todo, el regreso a la pista de Don, el oportunismo de Balkovic y el talento del base canario, que terminó con catorce puntos, permitieron que los amarillos llegasen a creer en la remontada (54-61).

Fue entonces, apuntalada la defensa sobre Ferguson, cuando el fondo de armario del Agustinos salió a relucir. Loewen, que se había mantenido inédito durante todo el encuentro, anotó dos triples consecutivos que hicieron inútil el arranque de arrestos de los zamoranos. Al final, 71-83 para un líder que se despega de los dos clubes de la capital y que pone rumbo, parece que de forma definitiva, hacia la fase de ascenso.

Comentarios
Lo más