miércoles. 13.12.2017 |
El tiempo

IU reclama una regulación nacional en materia de seguridad acuática

IU reclama una regulación nacional en materia de seguridad acuática

Pese a no tener playa marítima, la Comunidad de Castilla y León, con 31 personas fallecidas por ahogamientos, ocupa la sexta posición por Comunidades Autónomas.  

Los ahogamientos son la tercera causa de muerte por traumatismo no intencional en el mundo, donde según la OMS mueren al año 372.000 personas.  

El número de personas muertas por ahogamiento en espacios acuáticos de España se elevó a 437 en 2016, según el Informe Nacional de Ahogamientos de la real Federación española de Salvamento y Socorrismo. 

Pese a no tener playa marítima, la Comunidad de Castilla y León, con 31 personas fallecidas por este motivo, ocupa la sexta posición por Comunidades Autónomas.  

En la provincia de Zamora las zonas de baño autorizadas son nueve: tres en el Tera (Burganes de Valverde, Camarzana de Tera y Villanázar), dos están en embalses, concretamente la de Muelas del Pan y Valparaíso (Villardeciervos) y otra en el Lago de Sanabria, con cuatro playas que son la grande (Viquiella), Custa Llago, Los Enanos y El Folgoso. Además de las zonas de baño en Zamora existen seis piscinas cubiertas y 62 descubiertas, de las cuales 51 son públicas y once privadas. 

Pero lo cierto es que muchas de las zonas tradicionales de baño en la provincia no están autorizadas porque en muchos casos no existen socorristas, tal y como recoge la normativa, pese a ser uno de los atractivos turísticos de estos espacios naturales. 

Por los motivos aducidos de salud y seguridad, y porque en la provincia de Zamora favorecer al colectivo de socorristas también supondría indirectamente un beneficio de carácter económico, IU se hace eco de las demandas de este colectivo y propondrá al Pleno de la Diputación la aprobación de la siguiente moción:

1.    Instar al Gobierno central a poner en marcha una Regulación nacional en materia de seguridad acuática y de Formación a los Socorristas. 

2.    Instar a la Junta de CyL a crear una mesa de trabajo sobre seguridad acuática, con participación del colectivo de socorristas, que estudie y plantee soluciones para evitar ahogamientos.

3.    Instar a otras administraciones y realizar campañas de sensibilización en centros educativos  y entre la población en general, en colaboración con la Federación de Salvamento y Socorrismo de Castilla y León.

4.    Impulsar acciones para que la población pueda aprender a nadar, especialmente entre los menores. 

5.    Colaborar económicamente con ayuntamientos y otras Instituciones para financiar las acciones necesarias para reducir el número de muertes por ahogamiento. 

 

Comentarios
Lo más