viernes. 20.10.2017 |
El tiempo

Zamoranos solidarios por el mundo

Zamoranos solidarios por el mundo

Taller de Solidaridad es una ONG de Desarrollo que nace de la mano de la Congregación de las Siervas de San José. Se gesta como iniciativa para impulsar la justicia social, proteger la dignidad y conseguir mejorar las condiciones de vida de los países más vulnerables en los países del sur. Su sede en Zamora se encuentra en la calle Reina, número nueve, y ya son varios los zamoranos que se han unido como voluntarios.

Desde hace catorce años esta organización basa su trabajo en la cooperación, la sensibilización, la educación para el desarrollo y la promoción del comercio justo. Taller de Solidaridad cuenta con el apoyo de más de un centenar de voluntarios que participan en los programas nacionales e internacionales. Estos programas tienen como objetivo promover la justicia social, blindar la dignidad de las personas que conforman los colectivos más vulnerables: mujeres, niños y jóvenes del sur del planeta y de España.

Esta ONG trabaja en más de 13 país de todo el mundo. Pese a colaborar con más de una decena de estados, Filipinas, Nicaragua, Perú y R.D del Congo son de intervención prioritaria. Estos cuatro territorios viven situaciones críticas de empobrecimiento y el colectivo ha tenido mayor experiencia en ellos. El zamorano, Chema Payo aprovechó sus vacaciones del año pasado para ayudar en Filipinas, repitiendo experiencia este año en Chile.

Todos los proyectos de Taller de Solidaridad se realizan en consonancia con diferentes organizaciones situadas en cada de uno de la países con los que desarrollan las labores solidarias. Es el caso de CANAT (Centro de Apoyo a Niños/as y Adolescentes Trabajadores), situada en Perú. Se trata de una institución civil sin ánimo de lucro cuyo principal objetivo es evitar la exclusión social de niños y jóvenes. Trabajan desarrollando los valores éticos y cívicos.

Otra de las caras de la capital que se ha unido a este proyecto, y más en concreto a CANAT, es Diana Crespo, profesora en el colegio San José de la capital. Esta zamorana ha viajado este verano hasta Perú para aportar su granito de arena en los proyectos del centro peruano. “Este tipo de actividades te permite conocer realidades, nombres, personas que viven en circunstancias muy distintas a las nuestras”, explicaba Diana.

Dentro de Talles de Solidaridad encontramos Taller en el Sur, que es su programa de voluntario internacional que se encuentra actualmente abierto a colaboradores directos. Todos aquellos que quieran sumarse a estas labores de apoyo solo tienen que ponerse en contacto con la asociación. El único desembolso económico que debe hacer el voluntario es el vuelo hasta el destino que le es asignado en función de las necesidades del lugar. La manutención corre a cargo de la ONG durante toda la estancia.

Comentarios
Lo más