viernes. 24.11.2017 |
El tiempo

“Sin pasado, un pueblo no tiene futuro”

“Sin pasado, un pueblo no tiene futuro”

Han pasado nada más y nada menos que 540 años desde que se librara la Batalla de Toro. Una contienda entre las tropas de los Reyes Católicos por un lado y las de Alfonso V de Portugal y Príncipe Juan por otro, dentro del transcurso de la Guerra de Sucesión Castellana. La batalla terminó con victoria del príncipe heredero Juan de Portugal frente al ala derecha castellana y con victoria de las restantes tropas fernandinas sobre Alfonso V. No obstante, la batalla de Toro representó una gran victoria política para los Reyes Católicos asegurando el trono en manos de Isabel y la unión de Castilla y Aragón.

540 años después, diversas autoridades civiles e incluso militares participaban este martes en un acto homenaje a esa batalla. Una ceremonia en la que se instalaron las banderas de España. Portugal y la Unión Europea. A las doce de la mañana comenzaba el acto con la recepción a las principales autoridades entre las que se encontraban el General Jefe de la Brigada de Sanidad, Manuel José Guiote, el Duque de Loulé, Pedro de Mendoza de Braganza y Borbón, el Condestable de Portugal y Duque de Castelo Rodrigo, Nuno Cabral de Cámara Pereira, y la presidente de la Cámara de Miranda de Duero, Artur Manuel Rodrigues Nunes.

Tras esa recepción, los asistentes acudieron al monolito conmemorativo de aquella batalla, se realizó la ofrenda a los caídos y se desarrolló con normalidad el acto oficial. Un acto en el que todos los mensajes confluyeron en uno: la importancia de conocer y respetar el pasado para poder vivir el futuro. Además, el General Jefe de la Brigada de Sanidad también hizo hincapié en la importancia que tuvo la Batalla de Toro en el impulso de la Sanidad militar, ya que fue en uno de los primeros conflictos bélicos en los que comenzaron a instalarse hospitales de campaña. 

Comentarios
Lo más