martes. 24.10.2017 |
El tiempo

Objetivo: prolongar la vida laboral de las personas que sufren Esclerosis Múltiple

Objetivo: prolongar la vida laboral de las personas que sufren Esclerosis Múltiple

Las asociaciones de Esclerosis Múltiple coinciden en que la vida laboral es fundamental para las personas a las que se les diagnostica esta enfermedad. Aseguran que la Esclerosis Múltiple no tiene por qué representar el fin de las aspiraciones y planes vitales. Y en este sentido sostienen que encontrar un trabajo o mantener el que tienen permite que los afectados se encuentren mucho más integrados y sean útiles para la sociedad. Precisamente, este es el mensaje que Esclerosis Múltiple España lanza este año con motivo del Día Mundial de la EM bajo el lema La Esclerosis Múltiple no me frena este 25 de mayo.

Una temática que no es baladí y que no se ha elegido al azar. Y es que según un informe de la Federación Internacional de EM (MSIF) se muestra que un número significativo de personas con Esclerosis Múltiple abandona el trabajo antes de lo necesario. El informe, que se ha elaborado a través de una encuesta a más de 12.200 personas afectadas, pone de manifiesto que el 43% de las personas con EM ha dejado el empleo en los tres años siguientes al diagnóstico. Este porcentaje se eleva al 70% a los 10 años de ser diagnosticado.

El informe también revela que los síntomas de la EM, especialmente la fatiga, tienen un impacto en la capacidad de las personas para trabajar, pero este aspecto podría ser paliado con cambios sencillos en el entorno laboral y con mejor acceso a los tratamientos. En este sentido, desde EM España, apuntan que en Europa un 70% de las personas recibe el diagnóstico en sus primeros años de actividad laboral. En España, muchos jóvenes con EM lo ocultan por temor a que influya en su trabajo, especialmente con la situación delicada que atraviesa el país: podría ocasionar dificultades a nivel de contratación o facilitar su despido.

“El diagnóstico de la EM no debe implicar que una persona deje de trabajar. El reconocimiento automático del 33% de discapacidad con el diagnóstico evidenciaría el compromiso de la Administración, facilitaría un mayor apoyo desde el sector empresarial y garantizaría una actividad laboral más accesible y duradera”, asegura Conxita Tarruella, presidenta de Esclerosis Múltiple España.

Comentarios