martes. 12.12.2017 |
El tiempo

El Maestro Haedo vuelve a lucir su mejor cara

El Maestro Haedo vuelve a lucir su mejor cara

El medallón con la efigie del conocido músico zamorano fue sustraído en enero del 2015. Una placa realizada por Julio Mostajo al igual que la de la parte posterior del monolito que corrió la misma suerte. Este jueves, la plaza de Arias Gonzalo volvía a lucir como en años anteriores debido a la recolocación de las dos placas robadas y ha sido posible gracias a la reproducción realizada por el escultor Ricardo Flecha. La colocación de ambas se ha realizado mediante productos químicos y con una mayor profundidad de hendidura para evitar futuros robos tal y como ha explicado el artista zamorano.

El monolito, que fue donado por la Diputación Provincial, vuelve a su aspecto original. “Desde la concejalía de Turismo nuestro objetivo es conservar y cuidar el estado de la ciudad y, por ello, se ha realizado la recolocación de las dos placas”, explicó  Christoph Strieder concejal de área de Turismo y Comercio quien ha recordado la trayectoria del Maestro Haedo y su importancia para la ciudad de Zamora en el ámbito musical.

La reproducción se ha llevado a cabo siguiendo el modelo original de placa que se encontraba en el Instituto Maestro Haedo. El autor de la copia, Ricardo Flecha, ha querido agradecer el centro su disposición y colaboración para poder realizar una reproducción “de características semejantes”. Desde el Ayuntamiento se espera no lamentar futuras pérdidas y que el monolito pueda mantener su aspecto sin sufrir ningún acto de hurto debido a la revalorización del cobre y el bronce, supuesta causa principal de que se produjeran los actos de sustracción.

Desde este jueves, todos los transeúntes podrán contemplar de nuevo la imagen tradicional del monolito dedicado al Maestro Haedo. Tanto la placa ilustrativa con la cara del protagonista, como el texto situado en la parte posterior, que ha sido reproducida gracias a una fotografía de la misma, se encuentran colocadas con una hendidura de 18 centímetros y compuestos químicos “que imposibilitan su retirada por parte de terceros”, concluyó Flecha.

Comentarios
Lo más