miércoles. 24.01.2018 |
El tiempo

La Federación Regional de Natación se encargará de la gestión de las actividades en las piscinas

La Federación Regional de Natación se encargará de la gestión de las actividades en las piscinas

Después de diez años con el contrato de las piscinas caducado, el Ayuntamiento de Zamora firmaba este miércoles el nuevo contrato que permitirá que las actividades que se desarrollen dentro de estos espacios municipales se hagan dentro de un marco de legalidad. Además, será una forma de abrir una nueva línea de colaboración. Y es que no será una empresa privada la que se haga cargo de la gestión de las actividades de las piscinas, sino la Federación Regional de Natación, que ya realiza una labor similar en Valladolid, Ávila o Burgos.

Este hecho permite que al tratarse de una agrupación sin ánimo de lucro no podrá buscar un beneficio extra de las actividades que se programen. De esta forma, todos los beneficios generados no irán a las arcas de la federación, sino que se destinarán a invertir en los propios cursos e incluso en el mantenimiento de las propias piscinas. El contrato tiene una vigencia de un año, aunque es prorrogable hasta cuatro años si ambas partes lo estiman oportuno.

A grandes rasgos, el contrato exige a la Federación Regional de Natación abonar al Ayuntamiento un canon de un 10 por ciento de los ingresos generados por la organización de estos cursos. El 90 por ciento restante, la federación deberá destinarlo a los recursos materiales y también humanos que son necesarios para poner en marcha estos cursos de ocio destinados a varios colectivos. Está previsto que los trabajadores de la empresa anterior sean asumidos por la Federación en esta nueva etapa. Si descontado el diez por ciento que va destinado al Ayuntamiento y descontados también los gastos que generen las actividades todavía hubiera beneficios, esa demasía se revertiría en mejorar la oferta de cursos o incluso en mantenimiento.

Además, ambas partes se han comprometido, partiendo de los precios que tenía la anterior empresa, a reducirlos poco a poco en función de la demanda y hasta unos márgenes que sean tolerables tanto para el Consistorio como para la empresa. Las dos partes han acordado que cada tres meses se emitirán informes sobre la situación de los cursos, las personas apuntadas y los horarios utilizados. Además, también se creará una comisión que se reunirá como mínimo una vez al año para analizar la marcha del acuerdo.

Los cursos que se pondrán en marcha serán los destinados a mujeres embarazadas, a natación para bebés, para niños, para adultos y también para grandes colectivos como universitarios, discapacitados, personas en rehabilitación por diversas lesiones… De momento los horarios están por confirmar, pero la intención es que si existe mucha demanda las dos piscinas deberán abrir en horario de mañana y tarde para que se puedan compaginar los entrenamientos de los clubes federados, las personas que van a nadar por libre y estas actividades programadas para grandes colectivos.

Por último, en el caso del aprendizaje de los más pequeños, una vez que los niños realicen su formación, será entre los 6 y 12 años cuando los alumnos den el paso a la escuela de natación y allí podrán ser captados por los diferentes clubes que hay en la capital de natación y de waterpolo.

Comentarios