sábado. 24.02.2018 |
El tiempo

El FS Zamora, entre la crisis deportiva y la inestabilidad institucional

El FS Zamora, entre la crisis deportiva y la inestabilidad institucional

Semana convulsa la que ha vivido el Fútbol Sala Zamora. El club rojiblanco ha tenido que sobrellevar la crisis de juego y resultados que está teniendo el equipo en lo deportivo, con la sanción federativa al respecto del partido de Gáldar que añade aún más incertidumbre a la situación institucional que arrastra la entidad. Es por eso que no ha sido la mejor semana para preparar uno de los partidos más exigentes del campeonato, ya que el FS Zamora tendrá que visitar este fin de semana al Valdepeñas, segundo clasificado y firme aspirante a conseguir el ascenso a Primera División.

Uno de los jugadores más importantes de la plantilla, el madrileño Javi Cala, atendía este jueves a zamora24horas para analizar la situación que atraviesa el equipo. Cala comentaba: “Ha sido una semana muy complicada. El martes tuvimos un entrenamiento intenso en el que se hizo un trabajo psicológico importante para tratar de concienciarnos de que la imagen que dimos el pasado domingo no se podía repetir. Y cuando parecía que la moral se estaba recuperando después de ese mal partido, al día siguiente nos encontrábamos con la noticia de que nos quitaban tres puntos más”.

En el tema deportivo, Javi Cala hacía una radiografía muy clara y era especialmente exigente con su equipo: “No estamos rindiendo como deberíamos. Hemos recibido en casa a los tres principales rivales directos y hemos perdido con los tres. No porque seamos peores, sino porque en muchos momentos se trasmite apatía. Es verdad que no se ve igual la situación desde abajo que desde la grada, pero ante Prone Lugo hubo una preocupante falta de actitud. Hay que corregir eso, porque si no, la situación se pondrá imposible”.

Una situación para lo que no ayuda la inestabilidad institucional, como también confirmaba el propio Javi Cala: “Es cierto que este año vamos al día de cobros, pero también es verdad que no ayuda que nos quiten primero dos puntos por no pagar a los árbitros y luego nos quiten otros tres por no viajar a Canarias, cuando estábamos convencidos de que el partido estaba aplazado. Nuestra labor es tratar de evadirnos de eso, porque no es nuestro terreno, pero no siempre se consigue”, finalizaba uno de los capitanes de la plantilla que confiaba en plantar más batalla en Valdepeñas que el año pasado, cuando recibieron una dolorosa goleada.

Comentarios