martes. 24.10.2017 |
El tiempo

Cipriano García defiende el modelo de "banco de cercanía"

Cipriano García defiende el modelo de "banco de cercanía"

A continuación el discurso completo de Cipriano García:

Hoy, como desde ya hace años, nos reunimos aquí, en el recinto ferial de Ifeza,  para celebrar nuestras maximas distinciones profesionales y humanas, a entidades y personas, con la Fundación Caja Rural como promotora  de los mismas.

Muestro maximo agradecimiento para todos vosotros por acudir a esta nueva convocatoria. Gracias a todos los que hoy nos acompañais, los premios de la Fundacion Caja Rural, son el mejor escenario de lo que representa social, economica y humanamente esta entidad.

“Caja Rural, cooperativa de credito, vuestra caja; es un proyecto local, unido a un grupo federal nacional de cajas rurales, conocido por todos vosotros, ligado al presente y futuro que entre todos forjamos.”

Inicio este año con estas palabras mi intervención, para reflexionar  en publico, alto y claro, sobre nuestra filosofía y razon de ser- nuestra misión economica y social.

La presidenta de un gran banco internacional competidor nuestro  apuntaba, no hace muchas fechas,  que el futuro de su proyecto, una vez superada esta crisis, debería de ser convertirse en un banco sencillo, cercano y trasparente.

Permítanme que en esta reflexión les diga, socios y clientes de Caja Rural, que esos pilares, son los que nosotros siempre hemos llevado por bandera, una banca de personas,  comprometida, humilde, que siempre ha enarbolado estos valores como columna vertebral del origen y razon de ser de las cajas rurales: “la banca tradicional”

Contribuir al progreso de las familias y las empresas es nuestro objetivo. Servimos, por lo tanto, al crecimiento de las sociedades a las que nos debemos.

En este sentido, las cajas rurales, y perdonenme el atrevimiento y la inmodestia, no necesitamos volver ni recuperar la senda de la función primordial bancaria. siempre hemos estado convencidos que esa era nuestra labor.

Somos de aquí, de los pueblos y ciudades donde servimos. Sin grandes proclamas ni mensajes. Concienciados de las dificultades, pero orgullosos de lo que hacemos junto a vosotros. Demostrandolo con hechos diarios, contribuyendo al crecimiento, generando riqueza, creando puestos de trabajo e invirtiendo toda nuestra energia en los territorios donde desarrollamos nuestra actividad.

Nosotros debemos de cumplir esta funcion porque la sociedad a la que servimos tiene que prosperar. Y porque nuestro presente y futuro está totalmente unido a la evolución que se produzca en nuestro entorno, diferenciandonos claramente del resto de entidades que pueden ajustar, a su conveniencia, en su inversion en medios de cualquier tipo.

Dentro del panorama general financiero, y, teniendo presente  la desconfianza generada en este sector, quiero decir que para nosotros, la situación es distinta. gracias a vuestro apoyo y confianza junto con el de más de 140.000 clientes, habeis convertido este proyecto socioeconomico en un motor fundamental de nuestras economias locales.

Y os hablo desde el absoluto conocimiento de que, Caja Rural y su Fundación, somos algo mas que una entidad bancaria. Somos un proyecto de personas y valores que a traves del balance social, acredita un crecimiento humano de todos los que formamos esta sociedad.

Vuestra Caja Rural, sabeis que ha superado momentos de dificultad con solvencia, entereza, humildad  y sin ayudas del estado de ningun tipo. Trabajando con un modelo claro, un camino recto y una convicción de los principios a los que nos debemos.

Solo podemos decir, que Caja Rural es un gran proyecto, si demostramos que os somos utiles, si contribuimos al desarrollo y la prosperidad. Esa es nuestra maxima: ser utiles a los miles de socios y clientes, propietarios de Caja Rural, que nos obligais a esforzarnos todos los días para ser mas eficientes y profesionales.

Esta es la gran mision de las cajas rurales, y esta Caja Rural, en Zamora, en León y en valladolid, tiene la seguridad de que el modelo de banca de cercania, de banca de personas, con nombres y apellidos, otorga grandes satisfacciones.

Crecemos con vosotros, junto a vosotros, con vuestros problemas y exitos. Nosotros, Caja Rural, en definitiva, somos vosotros. Asi lo sentimos y creemos, y así, trabajamos con humildad por una banca con tradición, prestigio, historía y reconocimiento local, nacional e internacional.

Hace un mes,  el comité economico y social europeo subrayaba la contribución de las cooperativas de credito al sistema bancario proporcionando estabilidad, solvencia y competencia. Al mismo tiempo reconocia nuestra singularidad y se mostraba contrario a la bancarización. Destacaba la labor de las cajas rurales y solicitaba la no arbitrariedad en la aplicación de las normas.

Amigas y amigos: Lo hemos dicho muchas veces, “el tamaño de las entidades no esta directamente relacionado con la eficiencia de las mismas”. 

El modelo de las cajas rurales, dirigido a las pymes y a las familias en un ambito cercano y conocido, es trascendental para el desarrollo y la libre competencia del mercado.

(comentario:……………..)

Quisiera ahora, resaltar algunos datos de nuestra reciente actividad economica, que refuerzan la filosofia del proyecto financiero de nuestra entidad: Caja rural aporto en inversión mas de 400 millones euros el pasado año 2014; una suma de  2.500 millones en los ultimos cinco años.

Un volumen de negocio superior a 2.600 millones de euros, y unos ratios de solvencia y eficiencia que nos colocan en el primer nivel no solo de las cooperativas de credito españolas sino de toda la banca nacional. Resultados que se deben a la fidelidad de ustedes, al trabajo abnegado de los empleados y al modelo que con anterioridad, cumpliendo esa misión financiera, estamos desarrollando. Estamos satisfechos de la representatividad del proyecto en Zamora.

Orgullosos del desarrollo del mismo en León y valladolid, provincias donde las circunstancias historicas nos han situado en la tarea de acometer, desarrollar  y engrandecer el proyecto de caja rural.

Siempre, hemos defendido, que allí donde no hay una Caja Rural, donde un territorio este vacio de un proyecto local, hay que activarlo y ponerlo en valor por su importancia y utilidad. Y con estos resultados, siendo utiles y eficaces a la sociedad, apoyando como siempre lo hemos hecho al sector agopecuario del que siempre nos hemos sentido orgullosos.

Esta tierra, nuestros territorios, merecen un impulso extraordinario. Zamora, en concreto, necesita de un plan urgente de revitalización, con un claro apoyo institucional, que posibilite equilibrar el deficit economico y social existente.

Miren ustedes, para Caja Rural, como entidad local, es vital e imprescindible la recuperación y el desarrollo de nuestros pueblos y ciudades. Nuestro futuro va ligado a los mismos y creemos, en justicia, que las gentes que aquí vivimos tenemos derecho a reivindicar un presente y futuro mejor para nuestros hijos.

Todos, debemos reflexionar, realizar un ejercicio de autocritica. Todos podemos aportar un poquito más, propongamos proyectos con sentido comun, con rigor y exijamos que se nos tenga en cuenta. Solicitemos un trato discriminatorio positivo para facilitar las oportunidades que nos posibiliten salir de la situación en que nos encontramos.

Por supuesto, esta Caja Rural va a estar siempre dispuesta en esa encomienda para aportar todo lo que este dentro de  nuestras posibilidades. Este es nuestro compromiso, y solo juntos y unidos, podremos llevarlo a cabo.

El patronato de la Fundación ha elegido este año a zamoranos que merecidamente, como todos los anteriores, se merececen este homenaje. Estos premios, que tienen nombres y apellidos, son sus reconocimientos pero tambien son los de todos. Premiandoles a ellos, engrandecemos el ser de toda nuestra sociedad. 

Ellos forman parte de todos, y el bien que con esfuerzo realizan, nos revitaliza humana y colectivamente a todos. La banda de musica “la Lira de Toro”, el equipo de baloncesto “Orto Tres Cruces”, el parroco de la villarina y la alberca: D. Francisco Diez García, nuestro gran embajador d. Antonio Martín Castro y el zamorano del año: D. Francisco Somoza.

A todos ellos, quiero expresar mi felitación y reconocimiento en nombre de la entidad y en el mio propio. Todos los premiados, todos ellos,  son el ejemplo de que en tanto zamora, como fuera de ella, nuestras posibilidades de desarrollo son extraordinarias. Tenemos grandes recursos humanos y con los hechos, aquí estan quienes representan grandes obras.

Desde Caja Rural, comprometidos con  el progreso de zamora y los territorios donde operamos, estamos convencidos de que aplicando las recetas clasicas: esfuerzo, honestidad, trabajo y humildad, recetas de los pilares de la banca tradicional:  “podemos superar nuestras dificultades.”

Aprovecho estas palabras para agradecer públicamente el apoyo y colaboración del Excmo. Ayuntamiento de Zamora y la Excma. Diputación Provincial, patronos de la Fundación.

También quiero agradecer a la Junta de Castilla y León, Cámara de Comercio e Industria, Universidad de Salamanca y a todas las organizaciones, cooperativas, empresas y asociaciones, vuestra ayuda.

Para terminar,  amigos y amigas: he intentando brevemente, explicarlos los que somos y lo que hacemos. Lo que, con la maxima humildad y profesionalidad, desarrollamos a vuestro servicio todos los días. Llevamos muchos años en el compromiso de apoyar el crecimiento de la sociedad a la que pertenecemos.

Somos la banca de personas, tenemos  valores y,  a pesar de las dificultades, estamos seguros que juntos y con esfuerzo nuestra trabajo se vera recompensado.

Winston Churchill hablaba de que: “el éxito no es definitivo, el fracaso no es fatidico. lo que cuenta es el valor para continuar” y en esa gran misión de continuar, reafirmo hoy, el compromiso de esta caja rural, en continuar, junto a todos vosotros, en la senda del esfuerzo por recuperar y hacer valer nuestro presente y futuro.

Comentarios