jueves. 19.10.2017 |
El tiempo

Tarde de romances en el Etnográfico

Tarde de romances en el Etnográfico

Desde hace tres años, los miembros de Bajo Duero se reúnen de forma íntima en su sede de la calle Puentica para cantar, contar y seguir conservando los romances tradicionales en torno a una buena botella de vino y unas pastas. Sin embargo, esta primavera los integrantes de la Asociación Etnográfica quisieron trasladar esa cita anual a un sitio público a fin de compartir con más zamoranos la riqueza del patrimonio romancero nacional, no solo zamorano. 

Así, el salón de actos del Museo Etnográfico acogió ayer el primer concierto en abierto de este tipo a cargo de Bajo Duero ante numerosos espectadores. Romances históricos, noticieros o líricos se fueron jalonando durante más de una hora de concierto con las actuaciones en solitario, a dúo o en grupo de los asociados. 

Según lamentaba Miguel Montalvo, uno de los principales coordinadores del acto, “el uso de los romances tal y como estaban concebidos antes ha desaparecido: antes los cantaban los hilanderos para entretener en las reuniones de trabajo, los agricultores en el campo para trillar o arar… ese uso ha desaparecido y solo queda lo que hagamos desde asociaciones como la nuestra”, comentaba. 

En este sentido, Montalvo destacaba la importancia del concierto para seguir conservando este tipo de historias tradicionales cuyo contenido sigue a la orden del día: “las letras de los romances son de gran actualidad, por ejemplo los celos no han desaparecido y los crímenes pasionales siguen vigentes desgraciadamente”. 

Por otra parte, la asociación se encuentra inmersa en los preparativos de la temporada de verano así como en la recaudación de fondos para un viaje a La Habana: “queremos aportar nuestro granito de arena en el centenario de la Colonia zamorana en Cuba a finales de septiembre o principios de octubre, aún no sabemos cuántos podremos ir porque el viaje es caro y tenemos que sufragar nosotros el importe del billete; estamos vendiendo camisetas y discos con el objetivo de aliviar la carga que supone el pasaje”, explicaban desde Bajo Duero.

Comentarios
Lo más