lunes. 23.10.2017 |
El tiempo

La USAL ha perdido cuatro mil estudiantes en los últimos cinco años

La USAL ha perdido cuatro mil estudiantes en los últimos cinco años

El precio por la primera matrícula en Castilla y León ha subido en cinco años un 80% en el caso de los grados y un 101% en los másteres. Se trata de datos que ha aportado este viernes Comisiones Obreras tras la realización de un estudio a través de datos de Eurydice y el Ministerio de Educación en el que se ha comparado a la región en comparación con otras y a España en el seno de los 38 países que forman parte del índice. 

El motivo de esta subida ha sido el Real Decreto 14/2012 por el que las diferentes comunidades podían elegir en que los precios públicos se situaran entre el 15% y el 25% del total en el caso de los grados y entre el 40% y el 50%, en los másteres. Según estos datos, España se sitúa como el noveno y el octavo más caro de los 38 en grados y másteres, respectivamente. De hecho, la subida supera con mucho a la media española que ha sido de un 20% y un 50%, aunque estos datos con una media ponderada se sitúan en el 33% y el 75%.

Lo que dejan entrever estos números, y según ha asegurado el sindicato, es la tremenda desigualdad existente entre las diferentes regiones españolas de manera que estudiar es tres veces más caro en algunas con respecto a otras en las que no ha subido el precio. Incluso, hay algunas, además, como Castilla-La Mancha, en la que descenderá el 45% el precio de los másteres oficiales, algo que CCOO pide que se realice en todas las regiones. 

Desde el 2011 hasta este pasado 2015, el precio del crédito en las carreras de ciencias ha pasado de 22,9 euros a los 30,25 de manera que el precio total de un año de matrícula, siendo esta la primera, ha ascendido en casi 500 euros hasta los 1.815. Estos precios difieren con los de otros países en los que ha descendido, como en Alemania, donde en los últimos cuatro años ha llegado hasta los 50 euros al año, casi gratis. 

Becas y ayudas

En este ámbito España tampoco sale bien parada. De hecho, el país es uno de los cuatro que no cuentan con alguna ayuda más allá que las becas como pueden ser los préstamos, los beneficios fiscales y las ayudas familiares. Según el importe medio, España se sitúa en el puesto 22 una vez que solo el 29% de los estudiantes reciban alguna beca.

Estas, además, han descendido en su dinero llegando a los 205 millones de euros al año, descendiendo la cuantía de las becas en unos 600 euros por alumno. En Castilla y León, por ejemplo, a pesar de que ha aumentado el presupuesto en este último año, la ejecución del mismo no ha llegado al 60% lo que supone que, incluso con un mayor número de estudiantes becados, la cantidad que perciben es menor. "Un país no puede salir de la crisis si no invierte en educación", ha dicho Jesús Moradillo, responsable de Universidad del sindicato a nivel regional. 

Pérdida de alumnos

El aumento de los precios y el descenso en las becas ha supuesto que España haya perdido 77.000 universitarios en los últimos años. De estos, la Universidad de Salamanca lo ha hecho en cuatro mil desde el 2011 con las consecuencias directas que tiene en la economía de la provincia y ciudad. 

Para Comisiones Obreras, el punto de vista mercantil que se le está dando a la educación solo está provocando una pérdida de gente joven y de talento. Por ello, exigirán a los diferentes partidos políticos que integren en su programa para las próximas elecciones generales la bajada de los precios y la derogación del Real Decreto que han posibilitado estos cambios estructurales. 

Comentarios
Lo más