lunes. 11.12.2017 |
El tiempo

Un Zamora muy práctico suma su primera victoria, sufrida, en casa del colista (1-2)

Un Zamora muy práctico suma su primera victoria, sufrida, en casa del colista (1-2)

Como el buen deportista que necesita romper a sudar para dar lo mejor de sí mismo, el Zamora Club de Fútbol anhelaba una victoria para quitar los nervios del retorno a Tercera y empezar a mover la maquinaria de equipo favorito a todo. Así, después de dos empates sin goles, los rojiblancos aparecían en casa del colista con el ansia de romper el gafe de no anotar dianas y de sumar la primera victoria. Para lograrlo, Balta repetía el mismo once que debutó en Segovia y se reivindicó en el Ruta de la Plata el pasado fin de semana.

El Zamora no logró adaptarse ni al terreno de juego ni al rival durante los primeros minutos. La estrechez del campo, seis metros más estrecho que el Ruta de la Plata, obligaba al Zamora a buscar constantemente balones largos, ya que la presión del Uxama asfixiaba a un centro del campo rojiblanco que era incapaz de trenzar jugadas. Además, los locales también buscaban de forma incesante la espalda de la defensa de Balta. Los minutos pasaban y la sensación era que el Uxama estaba mucho más cómodo con el escenario del partido. Ni unos ni otros gozaban de ocasiones claras pero el peso lo llevaban los sorianos.

Veinticinco minutos le costó al equipo de Balta desperezarse y lo hizo en tres jugadas aisladas que le dieron mucho rédito. Primero un lanzamiento de Josema, que se envenenó tras tocar en un defensor y pegaba en el larguero. Esa acción fue el preludio de las dos dianas rojiblancas. Ambas llegaron a balón parado. Primero Josema, tras un servicio en un saque de esquina magistral de Coque, y después Rubén Moreno, tras un saque de banda y posterior peinada, anotaban dos goles en cinco minutos. Restaban diez minutos para el descanso y el Zamora aguantaba bien el 0-2.

Llegaba el descanso y pese a la victoria las sensaciones no eran del todo buenas, ya que las dos dianas llegaban en jugadas puntuales y no de elaboración. Tras algunos retoques sobre el césped, el Zamora estuvo mejor en el segundo acto, y aunque no llegó al nivel que tuvo hace siete días en el Ruta de la Plata, sí que jugó más suelto que en el primer tiempo. Pese a todo, los zamoranos no fueron capaces de enlazar ninguna jugada que acabase en gol y terminó sufriendo.

Y sufrió porque en el minuto 81 el Sporting Uxama hacía un gol de falta directa desde la frontal del área y ponía el 1-2. En los últimos diez minutos el Zamora se encerró atrás buscando arañar cada segundo  del crono y tratando de encontrar un contragolpe que le permitiera cerrar el partido. Miguel evitó el empate en un lanzamiento rival a bocajarro dentro del área y Nata y Coque desaprovecharon dos acciones claras para haber tranquilizado los ánimos.

Al final, victoria por la mínima para un Zamora que tiró de practicidad y de estrategia para sumar la primera victoria de la temporada en el encuentro, quizás con menos brillo de los que lleva jugados hasta ahora.

Comentarios