sábado. 18.11.2017 |
El tiempo

El MMT Seguros deja escapar la victoria en los últimos instantes (28-28)

El MMT Seguros deja escapar la victoria en los últimos instantes (28-28)

El Ángel Nieto se quedó helado. El MMT Seguros ha empatado ante Puente Genil en un partido que los pistacho gobernaban con claridad a falta de 1.15 para el final. A partir de ese instante, y con 28-24 en el marcador, la relajación primero y los nervios después, han provocado una serie de errores en cadena fatal para los intereses de los locales. El conjunto andaluz ha ido limando la distancia de forma lo suficientemente rápida como para terminar llevándose un punto sobre la bocina, tras una pérdida de los hombres de García Valiente que, para entonces, ya sentían cómo la pelota les quemaba en las manos.

Antes, el encuentro se había desarrollado en varias fases bien diferenciadas. En la primera, mandaron los cordobeses. La seriedad defensiva de Puente Genil frenó de forma constante las acometidas del MMT Seguros, que no encontró la portería en sus habituales transiciones rápidas y que se topó con el portero cuando tuvo la posibilidad de contar con lanzamientos francos. Esa circunstancia, unida al daño que los visitantes infligieron al Balonmano Zamora a través de su pívot, provocó la apertura de una brecha que llegó a ser de cinco goles (5-10).

Ahí llegó la reacción de los de García Valiente. El equipo se sobrepuso una vez más y levantó el partido apoyado en un Ángel Nieto que volvió a insuflar aire en los pulmones de sus hombres cuando estos más lo necesitaban. Jortos dejó patente que su lesión en la espalda es cosa del pasado y lideró la remontada de los pistacho tanto en ataque como en defensa. Puente Genil no supo contener la avalancha local y se bloqueó, incapaz de despertar antes de la bocina del descanso, que llegó con el 12-10 en el marcador.

A la vuelta de vestuarios, el duelo se equilibró. El cuadro cordobés recuperó el brío, pero ya no encontró en frente al mismo enemigo. El MMT Seguros se había convertido en un oponente sólido, capaz en ataque y envalentonado por el apoyo de la grada. Los cordobeses probaron varias estrategias, incluido un marcaje al hombre sobre Octavio Magadán, que apenas pudo moverse mientras sus compañeros sujetaban la ventaja. Peli y Camino, cada uno desde un extremo elevaron la diferencia hasta los cuatro goles a falta de dos minutos. La victoria parecía cerrada.

Sin embargo, el Balonmano Zamora se relajó y Puente Genil se lo hizo pagar. Un par de pérdidas consecutivas dejaron el marcador en un poco tranquilizador 28-26 y entonces llegaron los nervios. Con el brazo de los árbitros arriba y en un estado de tensión incontenible, los jugadores pistacho perdieron los dos últimos balones y le concedieron a su rival la opción de empatar. Los cordobeses no desaprovecharon el regalo y anotaron el 28-28 final sobre la bocina. Jarro de agua fría para los hombres de García Valiente, que se quedan con catorce puntos, inmersos en la pelea por eludir el descenso.

Comentarios