domingo. 22.10.2017 |
El tiempo

La nueva tarima del Ángel Nieto, lista para la llegada de los equipos

La nueva tarima del Ángel Nieto, lista para la llegada de los equipos

Los trabajos para cambiar el parqué del Pabellón Municipal Ángel Nieto comenzaron el pasado martes 4 de julio y finalizarán durante las próximas horas. El objetivo es que a mediados de la semana próxima los equipos ya puedan hacer uso de la instalación.

Los equipos que habitualmente desarrollan sus entrenamientos y partidos en el Pabellón Municipal Ángel Nieto podrán estrenar a partir de la próxima semana la nueva tarima flotante que se ha instalado en el recinto deportivo. 

El proyecto, anunciado en abril de 2016, se ha hecho por fin realidad durante este verano de 2017. La pista tendrá un tamaño de 44x24 y un espesor de 37 milímetros. Se instalará por encima de la actual y será desmontable. De hecho, los expertos aseguran que se podrá colocar en unas tres horas y media y retirar, si fuese necesario para algún evento, en menos de 180 minutos. 

Estos trabajos, han tenido un coste de 120.000 euros y pese a que las previsiones eran finalizar las obras la semana del 21 de agosto, se ha conseguido ganarle una semana a los trabajos, por lo que los equipos podrán empezar a disfrutarla desde la próxima semana. 

En concreto, los primeros en pisarla serán los componentes del Balonmano Zamora, que ya están en marcha, y el FS Zamora que comenzará la pretemporada en los próximos días.

No es la única reforma que se ha realizado en el pabellón. Junto con la dotación del nuevo pavimento de la pista deportiva se han llevado a cabo otras actuaciones menores como la instalación de leds en el lateral, repintado de rótulos y pasillos interiores, o la renovación de la sala de prensa realizada a iniciativa de los propios operarios del pabellón, a quienes los periodistas se mostraron especialmente agradecidos. Y entre las nuevas actuaciones figura el revestimiento del muro de la fachada este; el saneamiento, refuerzo estructural del forjado, nueva solera y reparación de enfoscados en el Cuarto de depósitos; la impermeabilización de la cubierta del ascensor; o la sustitución de los paneles traslúcidos de las cuatro fachadas del recinto. 

Comentarios
Lo más