miércoles. 13.12.2017 |
El tiempo

Un suplicio para los pocos incondicionales que acudieron al Ruta de la Plata

Un suplicio para los pocos incondicionales que acudieron al Ruta de la Plata

El mal tiempo, la escasa trascendencia del partido y el escaso espectáculo brindado por los jugadores convirtieron el choque en un ejercicio de paciencia para una hinchada que, además, se fue con una derrota

El poco menos medio millar de incondicionales que acudieron al Ruta de la Plata tuvieron que sufrir otra jornada aciaga. El equipo ya no se jugaba nada y eso se notó en un partido totalmente anodino que el Numancia B terminó ganando por empuje ante un cuadro rojiblanco plano, que trató de cumplir, pero que no pudo brindarle un buen resultado a sus fieles.

Más allá del mal tiempo, el partido se desarrolló en un ambiente desangelado que evidenció que lo mejor para toda la familia rojiblanca es que la temporada se acabe cuanto antes. La zona de animación del fondo norte se quedó huérfana esta vez y hasta el marcador se quiso borrar, aunque terminó reviviendo a última hora.

En la segunda mitad, y tras el segundo tanto del Numancia B, muchos abandonaron sus localidades y no vieron el gol de Saúl, la única alegría para una parroquia que tan solo había reaccionado antes para aplaudir alguna intervención de mérito de Tomás y para guardar el respetuoso minuto de silencio que la familia del Zamora tributó a los montañeros zamoranos fallecidos en los Picos de Europa.

Comentarios
Lo más