miércoles. 13.12.2017 |
El tiempo

Zamora despide la Semana Santa tomando el “dos y pingada”

Zamora despide la Semana Santa tomando el “dos y pingada”

Los restaurantes y establecimientos hosteleros de Zamora prepararán este Domingo de Resurrección miles de platos de la receta denominada “dos y pingada”. Una receta que consiste en dos huevos fritos, rodajas de magro de cerdo junto a unas rebanadas de pan.

El “dos y pingada” es una de las recetas típicas de la gastronomía zamorana de Semana Santa que tradicionalmente comían los vecinos el barrio de la Horta al terminar la procesión de la Resurrección. Una tradición que ahora se ha extendido a toda la ciudad.

Aunque el “dos y pingada” está compuesto de huevos fritos y rodajas del jamón de cerdo a medio curar, en los restaurantes se le suele añadir también otros embutidos y productos del cerdo como chorizo, lomo o panceta. Todos ellos son alimentos prohibidos instantes antes, por lo que este acto viene a indicar la finalización del ayuno cuaresmal.

Además, cada vez es más frecuente que los zamoranos se congreguen en el bosque de Valorio para disfrutar de esta preparación; al margen de las muchas familias que también lo cocinan en sus hogares. Una comida que además de simbolizar el final de la Semana Santa, también simboliza en muchos casos la partida de muchos zamoranos a sus lugares de trabajo tras unos días en su tierra natal.

Comentarios
Lo más