sábado. 20.01.2018 |
El tiempo

Cientos de personas se van de romería al calor del Cristo de Valderrey

Cientos de personas se van de romería al calor del Cristo de Valderrey

El sol y las altas temperaturas han llenado la campa de romeros dispuestos a disfrutar del domingo de Valderrey. Si el año pasado los protagonistas fueron los paraguas y los chubasqueros, esta vez lo han sido las gorras y los abanicos.

Como cada domingo posterior al de Resurrección, la campa de Valderrey se ha llenado de romeros dispuestos a disfrutar de una jornada festiva de convivencia al aire libre. Este año, especialmente, pues el tiempo ha acompañado y el sol y las buenas temperaturas, unidas además al hecho de que el lunes tampoco es día laborable, han animado a muchos zamoranos a darse un paseo hacia la zona situada al pie de Valorio.

Desde primera hora de la mañana, con la llegada de la procesión, los romeros han ido poblando la zona. La mayor parte de ellos lo ha hecho a pie, como manda la tradición; otros han optado por utilizar el servicio especial de autobuses del Ayuntamiento; y algunos se han desplazado en coche, en una jornada con más aglomeraciones que el año pasado, cuando la amenaza de lluvia echó para atrás a algunos de los habituales.

En este caso, las gorras y los abanicos le han robado el protagonismo a los paraguas y a los chubasqueros, como también ha aumentado considerablemente el consumo de bebidas refrescantes para paliar el calor. Como anécdota, cabe destacar que Valderrey tampoco ha escapado a la fiebre del Clásico y las camisetas blancas y azulgrana han lucido de manera especial, aunque alguno que otro con más moral de la cuenta ha acudido ataviado con la del Zamora.

En cuanto a la ceremonia, esta se ha celebrado una hora más tarde de lo habitual. A la una de la tarde ha tenido lugar la misa, que se ha prolongado durante casi 50 minutos hasta que los miembros de la cofradía han salido de nuevo con el Cristo y los pendones para que el párroco pronunciase la clásica bendición al pie de la cruz.

Comentarios