domingo. 17.12.2017 |
El tiempo

Miembros de la AMZ, con sus compañeros a la llegada al tanatorio

Miembros de la AMZ, con sus compañeros a la llegada al tanatorio

Varios miembros de la Agrupación Montañera Zamorana han acompañado a los familiares de los tres montañeros fallecidos durante las horas que ha durado la operación de rescate de los cuerpos en Santander. Este viernes también han querido estar presentes en la apertura de la capilla ardiente en el tanatorio de La Soledad.

José Tomás y Luis Vicente Pastor eran los encargados de erigirse en portavoces de una familia y unos amigos golpeados por el dolor. El fallecimiento de los tres montañeros en los Picos de Europa ha sacudido al mundo del montañismo a nivel nacional, a la provincia de Zamora y lógicamente a familiares y amigos que todavía siguen sin dar crédito a lo sucedido. Tanto Tomás como Pastor trataban de explicar, con la voz rota, a los medios de comunicación los duros momentos que atraviesan familiares y amigos.

“Le he estado diciendo a la familia durante estos días que teníamos que ir por etapas. Ir superando en cada momento la que correspondía. Y ahora es la de reunirse con todos los familiares y amigos. Es lo que toca ahora. Se intentará ser fuertes y llevarlo de la mejor manera posible. Para nosotros es duro, pero para ellos muchísimo más. Nosotros intentamos acompañarles y estar a su lado, pero los que llevan todo el golpe son ellos”, comentaba el presidente de la AMZ, José Tomás, que tenía dificultades para aguantar la emoción.

Los tres montañeros serán velados en la misma sala y el funeral se realizará conjuntamente en María Auxiliadora. “Ha sido expreso deseo de la familia que todos estén juntos. No tuvieron que hablarlo, fue un acuerdo rápido. Si habían estado juntos en lo bueno, que también continuarán juntos en lo malo. Juntos estarán para todo”, desvelaba José Tomás.

“Los recordaremos como unos amigos. Con el amplio espectro que supone la palabra amigo. No conocidos, que es diferente, sino amigos”, explicaba también Luis Vicente Pastor.

Un Pastor que agradecía la labor encomiable de los servicios de rescate de los Greim: “Queremos reconocer el enorme trabajo de los profesionales que se han jugado la vida para paliar el dolor y la espera de los familiares. Lo que había que rescatar, desgraciadamente, no eran personas vivas, sino cadáveres. A pesar de todo, para evitar mayor dolor, han arriesgado sus propias vidas. El agradecimiento a todos ellos. Son grandes profesionales y son montañeros, entienden que hay que darlo todo para lograr este tipo de rescates”, zanjaban.

Comentarios
Lo más