miércoles. 24.01.2018 |
El tiempo

Consejos para paliar la acción de la alergia por polen

Consejos para paliar la acción de la alergia por polen

Utilizar gafas de sol, mascarilla humidificada, no tumbarse sobre el césped o no secar la ropa en el exterior son algunas de las recomendaciones.

Más allá de acudir al médico, que prescribirá una serie de tratamientos farmacológicos específicos para paliar la alergía, la Junta de Castilla y León y la Sociedad Castellano Leonesa de alergología e inmunología clínica han preparado una serie de consejos para los alérgicos que también ayudarán a sentirse mejor durante esta primavera. 

Así, por ejemplo, se recomienda ventilar el domicilio preferentemente al mediodía aunque siempre consultando cuándo se registran los niveles más bajos de polen en el ambiente. En cambio, cuando se produce mayor concentración, se aconseja utilizar gafas de sol y mascarilla así como humidificar la habitación antes de dormir si fuera necesario. 

Antes de esto, obviamente, se deben conocer los tipos polínicos a los que se es alérgico así como su época de aparición. De esta manera, ahora en primavera y principios de verano, los más presentes son el Poaceae (gramíneas), Urticaceae, Polygonaceae, Plantaginaceae y Oleaceae. Si se conoce este asunto, se podrá evitar entrar en contacto con ellos, para lo que también, eso sí, se debe aprender a reconocer las plantas de los lugares que más se frecuenten. Conocer las previsiones de polen también es necesario, algo que se puede comprobar en varias páginas web, incluida la de la Junta de Castilla y León. Sin embargo, hay un marcador que ya antecede este hecho como el viento. Los días en el que es suave, de siete a diez metros por segundo, o moderado, hasta los 21, y que además son secos y soleados son los peores momentos por su mayor concentración de polen, junto con los previos a las tormentas. 

Al reducirse la capacidad aeróbica, en las épocas de mayor polinización se debe evitar en la medida de lo posible realizar deportes y actividades de esfuerzo. Otras recomendaciones en casa son no barrer, no utilizar el aspirador y no secar la ropa en el exterior, así como limpiar el polvo con balletas húmedas. 

Más allá de esto, se debe tener presente que, durante la época de polinización, se es más sensible a otros estítumulos como los catarros o los productos químicos irritantes como las lejías, el amoníaco, las lacas, los insecticidas o la contaminación, así como a esfuerzos físicos. 

Para los viajes, es preferible hacerlo con las ventanillas del coche cerradas y poner filtros especiales en el sistema de aire acondicionado, así como utilizar gafas de sol y, si fuera necesario, una mascarilla, preferentemente humedecida. Obviamente, el tabaco es en todo caso desaconsejable. 

Si toma frutas u otros productos vegetales frescos, es siempre obligatorio lavarlos pero en época de alergias, aún más, por si tuvieran granos de polen pegados a su superficie. Además, se debe tener en cuenta que la concentración de polen es menor siempre en el interior de los edificios y cerca del mar y siempre mayor en zonas de césped o prados, en los que hay que evitar tumbarse o, incluso, cortarlo.

Comentarios