lunes. 11.12.2017 |
El tiempo

La remontada debe seguir su curso

La remontada debe seguir su curso

Después de batir a los tres primeros clasificados en la parte del calendario, a priori, más complicada, ahora el Zamora afronta una ristra de encuentros ante conjuntos de la zona baja que se juegan su ser o no ser en la categoría. Para empezar, este sábado los rojiblancos visitan a la Virgen del Camino a partir de las cinco de la tarde.

El Zamora Club de Fútbol atraviesa su mejor momento de la temporada y así lo evidencian los resultados. Los últimos siete triunfos, con tan solo una derrota por medio, han catapultado a los jugadores de Miguel Losada a volver a pelear por entrar en los puestos de fase de ascenso a la Segunda División B. 

Todo gracias al buen rendimiento ofrecido por los zamoranos en sus enfrentamientos directos ante los tres primeros clasificados del campeonato: Unionistas, Astorga y Segoviana. Pocos confiaban en que los rojiblancos fueran a hacer un pleno de puntos en estas tres semanas, lo que no ha hecho más que acrecentar la sensación de que el Zamora atraviesa un momento dulce. 

Los pupilos de Losada se muestran como un equipo sólido en defensa y efectivo en vanguardia, dos aspectos que le habían costado mucho en el tramo ancho de la temporada. Esa mejoría en el rendimiento es la que ha devuelto la ilusión al entorno del Zamora. Así, aunque todavía sean seis puntos los que tiene de margen el Cristo Atlético, las sensaciones son que el Zamora se encuentra más cerca que nunca de la fase de ascenso. 

Eso sí, para que eso suceda y la remontada siga su curso, los rojiblancos, que cuentan con todos sus efectivos, deberán ganar este sábado a las 17.00 horas a la Virgen del Camino. Los leoneses están en la zona media de la tabla y todavía no tienen asegurada la permanencia, por lo que la lucha será titánica. No obstante, la Virgen del Camino ha perdido cinco partidos en su casa y todos por marcadores ajustados. 

Todos los rivales que han pisado terreno leonés han sufrido con el juego del rival y también con las condiciones del campo. El Zamora sabe que no puede bajar la guardia y cualquier error puede traducirse en una derrota que deje sin opciones de play off a los rojiblancos. 

Comentarios