martes. 12.12.2017 |
El tiempo

El Aquimisa Queso Zamorano consuma el milagro

El Aquimisa Queso Zamorano consuma el milagro

El equipo de Saulo Hernández salvó una desventaja que llegó a ser de veinte puntos para ganar al Arcos Albacete y confirmar su permanencia en LEB Plata.

El partido resultó ser un resumen de la temporada y la parroquia del Ángel Nieto tuvo que sufrir como nunca, pero el milagro es ya un hecho consumado. El Aquimisa Queso Zamorano seguirá un año más en LEB Plata tras superar al Arcos Albacete en un encuentro dramático que los manchegos llegaron a dominar por veinte puntos. Pero nada puede con la fe de un equipo blanquiazul que remó hasta conseguir la sexta seguida, la de la salvación.

De este modo, la permanencia llegó tras un encuentro con un final de película para la historia de un equipo del que pocos aficionados al baloncesto podrán olvidarse en Zamora. El tercer cuarto terminó con un desalentador 56-70, pero el Aquimisa Queso Zamorano no iba a rendirse a estas alturas. El 27-11 de los diez minutos decisivos habla por sí solo y los blanquiazules seguirán en la tercera categoría del baloncesto español.

Antes, el encuentro se había desarrollado de un modo que no convenía precisamente a los intereses de los locales. El Arcos Albacete salió como un tiro y borró de la pista a un Aquimisa Queso Zamorano desbordado, que no pudo contener a los manchegos y que se vio enseguida con una desventaja difícil de gestionar (23-32 al final del primer cuarto).

Este desequilibrio no hizo si no aumentar en el segundo parcial. Los hombres de Saulo Hernández tuvieron muchos problemas para contener a Elías y compañía y entraron en una fase que amenazó con dejarles fuera del partido (32-52). Los zamoranos reaccionaron mínimamente para evitar el despegue visitante, pero siguieron yendo muy a remolque hasta el final del tercero (56-70).

Fue entonces cuando empezó la fiesta. Niang, Iza y Hansen lideraron un parcial de 12-2 que puso contra los cuerdas a un Arcos Albacete que se vio de repente con el agua al cuello (68-72). Los manchegos se sobrepusieron tras un tiempo muerto, pero el Aquimisa Queso Zamorano ya había agarrado el partido con la intención de no soltarlo más. 

Los zamoranos siguieron percutiendo y un triple de Niang les permitió ponerse por delante por primera vez. El Albacete anotó a renglón seguido, pero Hansen devolvió la ventaja a los suyos a falta de minuto y medio (79-78). Ahí, a los visitantes les tembló el pulso y el tino de los blanquiazules desde la línea de tiros libres terminó por sentenciar una remontada que vale una permanencia. Un milagro.

Comentarios
Lo más