domingo. 21.01.2018 |
El tiempo

El Congreso de los Diputados se vuelca por la inclusión de la comunidad gitana

El Congreso de los Diputados se vuelca por la inclusión de la comunidad gitana

En los últimos meses han aprobado dos proposiciones no de ley para declarar este 8 de abril como Día del Pueblo Gitano y por “la efectiva inclusión social y la lucha contra la discriminación de la población gitana”. Además, esta pasada semana se dio lectura en el pleno a una declaración institucional sobre la celebración del Día Internacional del Pueblo Gitano. Más de la mitad de las 750.000 personas que lo conforman se encuentran en severo riesgo de exclusión, según el informe de la Fundación Foessa
 

Con motivo de la celebración este 8 de abril del Día Internacional del Pueblo Gitano, las actuaciones en favor de la comunidad se han intensificado en los últimos meses y, especialmente, en la última semana en el Congreso de los Diputados. De hecho, allí, durante este pasado jueves se leyó una declaración institucional a través de la secretaria primera de la Cámara Baja, Alicia Sánchez Camacho. 

La misma iba destinada a “seguir avanzando en la adopción de políticas en favor de la comunidad gitana” que, en España, suponen más de 750.000 personas, así como “hacer oír su voz y desarrollar su vida como ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho”, comentaba la secretaria primera, que recordaba que el primer Congreso Mundial roma/gitano se celebró en Londres en 1971. 

De esta manera, a través de cuatro puntos, el Congreso de los Diputados se sumaba a la celebración del Día Internacional del Pueblo Gitano “y al reconocimiento de sus símbolos y su himno”, el Gelem Gelem, y reiteraba su “compromiso para el reconocimiento cultural y social del pueblo gitano” por el que se seguirá trabajando “para una plena convivencia intercultural”. 

Más allá de ello, reafirmaban el “esfuerzo para combatir todo tipo de discriminación que pueda sufrir la comunidad gitana” y para impulsar “la cooperación entre las distintas administraciones, con el fin de fomentar las reformas legislativas y necesarias, para lograr una mayor cohesión social y protección de los valores del pueblo gitano”. 

Proposiciones no de ley

Más allá de esta declaración institucional, la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados, ha aprobado dos proposiciones no de ley en torno a la comunidad gitana. El pasado 9 de marzo, el Grupo Parlamentario Socialista presentó una PNL en la que instaba al Gobierno a declarar el 8 de abril como Día del Pueblo Gitano, reconociendo la bandera azul y verde con una rueda roja de 16 radios y el ‘Gelem Gelem’ como himno del Pueblo Gitano’, lo que permitirá que los símbolos puedan ser utilizados protocolariamente en las conmemoraciones, actos y eventos institucionales relativos al pueblo gitano. 

Para el pueblo, a través de la Fundación Secretariado Gitano, se trata de un gran avance para una “comunidad con una historia y cultura propia que ha sobrevivido a numerosas persecuciones y a un fuerte rechazo y discriminación, que pervive actualmente”. A pesar de ello, consideraron que se quedaba corta, especialmente en esa situación de “desigualdad y discriminación”, aunque el gesto contribuía a “lanzar un mensaje de pertenencia de la comunidad gitana al conjunto de la ciudadanía española”. 

Así, pedían medidas específicas para reducir la “enorme brecha de desigualdad que afecta a las personas gitanas, especialmente en el ámbito de la educación, garantizando que el alumnado gitano finalice la educación secundaria obligatoria; en el ámbito del empleo, promoviendo su acceso al mercado de trabajo; en el ámbito de la vivienda, erradicando el chabolismo y reduciendo la infravivienda; y abordando el grave problema de antigitanismo presente en la sociedad.

En este sentido, la misma Comisión de Sanidad y Servicios Sociales aprobó otra PNL, esta del Grupo Parlamentario Popular, en el que se pide “desarrollar acciones para la erradicación de los prejuicios existentes hacia la población gitana promoviendo un mejor conocimiento de su realidad con el fin de alcanzar la igualdad de trato y una plena convivencia intercultural”, dentro del seno de la Estrategia Nacional para la Inclusión Social de la Población Gitana en España 2012-2020 y en consonancia con los objetivos del Plan Nacional de Acción para la Inclusión Social 2013-2016.

De hecho, en la misma proposición no de ley se refleja que ya habido avances al respecto aunque se debe seguir avanzando en esos cuatro ámbitos dichos anteriormente como educación, empleo, vivienda y salud para intentar evitar el alto porcentaje, el 54,4%, de la población gitana que se encuentra en riesgo de exclusión severa como determinaba la Fundación Foessa.  

 

Comentarios