martes. 12.12.2017 |
El tiempo

Verónica Pedrero: “La inclusión de la Alborada el año pasado fue un acierto”

Verónica Pedrero: “La inclusión de la Alborada el año pasado fue un acierto”

La presidenta de la Cofradía de la Santísima Resurrección atiende a zamora24horas en la jornada en la que el desfile procesional que él dirige sale a las calles de la capital zamorana. La máxima dirigente analiza la situación de su cofradía, las novedades más importantes de este año, la salud que atraviesa la Junta Pro Semana Santa y también evoca alguno de sus recuerdos más antiguos relacionados con el desfile procesional.

¿Cuál es la salud de la Cofradía de la Santísima Resurrección?

La Resurrección está muy bien. El porcentaje de bajas es muy najo, y las altas llevan un ritmo normal; por tanto cada año vamos creciendo poco a poco. Es una cofradía muy familiar y por eso la mayoría de altas son niños pequeños. Le auguro por tanto un buen futuro.

¿Qué novedades trae este año la Cofradía?

En navidades participamos en un concierto beneficio para la parroquia de La Horta con la Cofradía Virgen de la Salud y las Siete Palabras. Luego también hemos impulsado la recogida de alimentos para la parroquia y el comedor de la Madre Bonifacia. También tratamos de ayudar a don Marcelino con las reformas que necesitase la iglesia. En cuanto al desfile, el año pasado probamos con la inclusión de la Alborada en la Plaza Mayor. No queríamos divulgarlo mucho para que fuera un secreto y nadie fuera con prejuicios a escucharla. Creo que quedó bastante bonito, gustó y lo vamos a repetir porque todo el mundo nos dijo que fue un acierto. 

¿Cómo ve el futuro de la Junta Pro Semana Santa?

La Junta Pro Semana Santa se creó para ayudar a las cofradías. Es la encargada de unirnos a todos y debemos ir todos a una. Cada uno tiene sus necesidades e intereses, y es normal. Es cierto que no todos tienen que estar muy cómodos con las medidas que se adoptan. Supongo que tiene futuro.

¿Qué recuerdo guarda con especial cariño de su Hermandad?

Siempre recuerdo con cariño la parada en San Ildefonso, en casa de mi tío Antonio. Él abre las puertas de su casa para recibir a los hermanos y a toda la gente que quiera. Es un momento especial porque te están abriendo su casa y te ofrecen lo que tienen. Ver cómo todo el mundo deja las varas en las paredes y comienza a desayunar es un momento muy entrañable.

Comentarios
Lo más