viernes. 19.01.2018 |
El tiempo

Sergio Martín resalta el "orgullo" por la Pasión zamorana y pide respeto para todas las formas de vivirla

Sergio Martín resalta el "orgullo" por la Pasión zamorana y pide respeto para todas las formas de vivirla

El periodista de Televisión Española ha pronunciado un discurso menos extenso de lo habitual y basado en tres pilares: la familia, el amor y la amistad como ejes en torno a los que gira la Semana Santa.

Fue un discurso ameno, más corto que el de sus predecesores y con el sentimiento a flor de piel. No el religioso, sino más bien el personal. Sergio Martín pregonó la Semana Santa de Zamora con una intervención basada en tres pilares vitales que ganan protagonismo durante la Pasión en la ciudad: la familia, la amistad y el amor. "Aquí somos de decir las cosas como son, de mirar de frente y, para mí, es un honor estar aquí hablando de la mejor Semana Santa del mundo", ha arrancado el periodista de TVE tras hacer referencia al "trono de Juego de Tronos" en el que esperó su intervención.

Tras ser presentado por Antonio Casado, Martín dio rienda suelta a un discurso bien comunicado que los asistentes pudieron llevarse a casa en formato libro con dibujos o apuntes de Francisco Somoza. "El Domingo de Ramos es un día de olores distintos y únicos. Zamora empieza a oler al caramelo de las almendras garrapiñadas, a la cera derretida y pegada a las baldosas, a aceitadas, a sopas de ajo y a dos y pingada", ha enumerado el pregonero.

"Nuestras tradiciones hablan de nosotros y nuestras pequeñas tradiciones nos vinculan a la grande", ha continuado Sergio Martín, que no ha querido perder la ocasión de recordar a la fallecida Paloma Gómez Borrero en el momento en el que puso de manifiesto su admiración por el momento del Miserere, con 5000 almas en silencio: "Es un instante que me ha transformado", ha reconocido el presentador de televisión.

También ha habido mención especial para la Soledad y referencias al resto de cofradías, aunque ha sido un discurso, sobre todo, plagado de humanidad, de momentos que se guardan, de "lo que se vive en la calle, que es Zamora misma". "Siempre apetece estar fuera", ha remarcado Martín, que tampoco ha perdido la oportunidad de celebrar que sea una mujer quien esté al frente de la junta de cofradías.

RESPETO Y ORGULLO

Más allá de las anécdotas, de las referencias religiosas y de la lectura de un poema de Claudio Rodríguez, Sergio Martín ha querido reclamar respeto, porque "todo cabe" en la Semana Santa de Zamora, tanto para quienes la viven como la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, como para aquellos que se empapan de "la intensidad" de unas calles que se llenan de vida.

También ha destacado el pregonero el "orgullo del zamorano en la diáspora cuando habla de la Pasión, de "la mayor de las fiestas" en la ciudad, de la nostalgia, de la sensación de vacío cuando pasa el Domingo de Resurrección y de la importancia de saber volar y seguir volando, ahora con siete días de magia por delante.

 

Comentarios