viernes. 15.12.2017 |
El tiempo

La Guardia Civil alerta de intentos de estafa a personas de avanzada edad

La Guardia Civil alerta de intentos de estafa a personas de avanzada edad

Ofrece una serie de consejos para evitar ser víctimas del abrazo cariñoso, falsos revisores de electricidad y de gas e incluso robos en la calle.

La Guardia Civil alerta de diversos intentos de estafa a personas de avanzada edad, sobre todo durante estos días, además de prevenir las principales amenazas que pudieran afectar a su seguridad (robos, hurtos, estafas…).

En primer lugar, destaca el abrazo cariñoso. Los delincuentes actúan desde el interior de su vehículo, preguntando a la víctima por algún lugar (centro de salud…) posteriormente abrazan a la víctima agradeciendo su amabilidad a la vez que le sustraen la cadena de oro que lleva colgada y se la sustituyen por otra sin valor, sin que la víctima se percate del cambio; tambien suelen distraer a la víctima, haciéndole entrega de un anillo o collar sin valor, mientras tratan de sustraerle algún anillo o reloj de oro que la víctima porte en sus manos.

Para evitarlo hay que procurar no hacer ostentación de joyas  u otros objetos de valor; cuando un vehículo detenga su marcha muy próximo hay que tratar de distanciarse del mismo y desconfiar de las personas desconocidas que tratan de abrazarnos sin motivo aparente, intentando recabar el mayor número de datos de personas o vehículos con el fin de ayudar a la identificación de los autores de los hechos.

También destacan las estafas de servicios básicos como electricidad y gas. En la mayoría de los casos los estafadores son supuestos operarios que trabajan para empresas legales que dicen trabajar como subcontratadas de las grandes empresas distribuidoras de electricidad y gas, pero que actúan con la clara intencionalidad de engañar al consumidor, mediante mentiras y embustes. Se personan en el domicilio de la víctima para realizar la sustitución del contador digital de luz, la revisión del gas o proceden a la sustitución de la goma de butano y/o los reguladores, alegando que es obligatorio, procediendo a cobrar por este trabajo precios excesivos o ilícitos. 

En este caso hay que saber que son las empresas suministradoras las que avisarán telefónicamente o mediante carta de la sustitución de los elementos o la realización de las revisiones, siendo el cobro de los trabajos repercutidos en la factura. En el caso de las instalaciones de gas butano, la revisión periódica se debe de realizar cada cinco años, siendo el titular quien debe solicitar a una empresa instaladora de gas de confianza la revisión reglamentaria., debiendo desconfiar de las visitas inesperadas de empresas instaladoras de gas que se personan en su domicilio para realizar la revisión del gas.

Finalmente, otra estafa es el ‘slamming’. Es una práctica abusiva consistente en el cambio de compañía de suministro de gas, luz, agua, sin la autorización del cliente, utilizando técnicas fraudulentas. El estafador se persona en el domicilio de la víctima, y afirmando trabajar para la empresa de suministro del servicio (luz, agua, gas…) le solicita una copia de su última factura, a la vez que informa a la víctima que no le va a cobrar nada, obteniendo de esa manera todos los datos personales y solicitando sin el conocimiento de la víctima el cambio de compañía de suministro. 

Su empresa suministradora de agua, luz o gas, tiene acceso a los datos de su factura y por tanto no debe de solicitárselos, y si hubiera sido víctima de esta práctica dispone de un plazo de quince días para retratarse del cambio de compañía, sin coste alguno.

Medidas de seguridad en la vía pública

- Hay que procurar caminar por la parte interior de la acera, colocando el bolso en el lado de la pared. Utilice preferentemente bolsos de asa o bien que no lleven correa, y si es víctima de un tirón, no oponga resistencia para evitar ser arrastrado.

- Evite hacer ostentación de joyas  u otros objetos de valor y proteja su bolso o cartera en las grandes aglomeraciones.

- No acepte ninguna propuesta que le ofrezcan por la calle, por ventajosa que le parezca.

- No olvide nunca su documentación. Cuando viaje, intente llevar únicamente lo necesario. Mantenga siempre vigilados su equipaje y pertenencias personales, y no confíe sus maletas a personas desconocidas o que no estén debidamente acreditadas. 

- Al utilizar los cajeros automáticos, no lleve las claves anotadas, procure memorizarlas. Vigile a los alrededores y evite sacar mucho dinero a la vez. Para evitar ser observado o grabado tape la mano con la que teclea su clave secreta. 

- Procure ir acompañado por personas de confianza para firmar documentos o realizar cobros o pagos importantes.

- Si le han sustraído las llaves de su vivienda, cambie cuanto antes la cerradura de la puerta, y si le han quitado el teléfono móvil, notifíquelo urgentemente a su compañía telefónica para bloquear el terminal y evitar el uso indebido de su línea telefónica.

Medidas de seguridad en el domicilio

- No abra la puerta de su casa a personas desconocidas y desconfíe siempre de quien llame a su puerta ofreciéndole cualquier cosa, aunque diga representar a un organismo público, y tenga cuidado con los servicios técnicos que no haya solicitado. Cuando reciba llamadas telefónicas, nunca facilite sus datos personales o bancarios, aunque digan que pertenecen a organismos públicos, o argumenten que ha resultado ganador de un premio o sorteo.

- No marque números de teléfono de tarificación especial  (905, 803, 806…), la llamada tendrá un coste muy elevado para Vd, ni llame a números de teléfono que desconoce, de los que reciba mensajes, podrían darle de alta en servicios que no desea.

- Tener especial cuidado con los desconocidos que acudan a sus viviendas solicitando firmas para participar en campañas de las que desconocen su existencia, y eviten que puedan acceder al interior de su domicilio.

Si después de estos consejos se es víctima de algún hecho delictivo, trate de mantener la calma y, si puede, fíjese en los detalles que puedan ayudar a identificar al delincuente. Llame a la Guardia Civil (062) o a la Policía (091) cuanto antes e informe de todos los datos que recuerde. Evite la sensación de culpabilidad por haber sido estafado o engañado, los únicos responsables son los delincuentes.

 

Comentarios
Lo más